Madres buscan ser microempresarias

Con el propósito que las madres solteras tengan mayor apoyo del Gobierno y otras instituciones, la Federación de Patronatos y la Municipalidad de El Progreso las organizó y formó una asociación.

Con el propósito que las madres solteras tengan mayor apoyo del Gobierno y otras instituciones, la Federación de Patronatos y la Municipalidad de El Progreso las organizó y formó una asociación.

El grupo de 800 madres quedó presidido por Maribel Arias. Blanca Ruiz, jefa del departamento de Gobernabilidad y Transparencia de la Municipalidad, informó que primero capacitarán a las damas en manualidades para que se puedan defender en sus propios negocios.

“Luego buscaremos los fondos que sean necesarios para ayudarlas a formar sus microempresas que les asegure un puesto de trabajo y el ingreso económico para el sostenimiento de sus hijos”, expresó Ruiz.

Agregó que en el presupuesto de la comuna hay un 2% para ese fin, con eso esperan por lo menos montar la primera y luego continuarán tocando puertas en organismos internacionales y del mismo Gobierno para lograr financiamiento para continuar con el proyecto.

Carlos Ramírez, presidente de los patronatos de la Perla del Ulúa, expresó que es la única manera que podrán aportar a ese sector en el municipio.

“Creemos que estas damas merecen una mejor suerte, la mayoría son de escasos recursos económicos que urgen de una inyección económica para ayudar a sus hijos, muchos de los cuales están en la escuela”, dijo el dirigente.

Arias dijo que luego de la juramentación de la directiva que preside comenzaron a organizar comités de apoyo en los barrios y colonias, con eso buscan fortalecer más a la asociación. “Creemos que si estamos unidas seremos fuertes y podremos lograr las metas trazadas.

Las autoridades edilicias nos han prometido todo el respaldo a la organización; confiamos en esos ofrecimientos para lograr nuestros proyectos”.

La dirigente se mostró satisfecha por la idea primordial de estar unidas, que es formar microempresas de diferentes actividades, entre las cuales podrían estar las manualidades, repostería y cualquiera que genere dinero. Ésta es la primera vez que ese sector se organiza, durante los últimos años estas damas han luchado de manera individual, algunas han tenido éxito y otras ha fracasado en sus negocios.

La Prensa