Más noticias

Néstor Matamala: “Aquí en Honduras he sido totalmente feliz”

<p>El técnico chileno muestra su amor por este país en el que salió campeón con el Real España y Motagua. </p>

/

Néstor Matamala no tiene ningún documento en su cartera que diga que es hondureño. Pero no es necesario, con su hablar, su caminar y sus acciones demuestra que ama el país, como si hubiese nacido en cualquier pueblo de nuestra hermosa tierra.

La nueva sección “Vinieron para quedarse” le cuenta la historia de como este chileno, de baja estatura, pelo blanco y con grandes conocimientos de fútbol, llegó y su esperanza es morir en esta tierra que lo cobijó como un hijo.

“En 1976 estuve trabajando para el gobierno de Nicaragua dando clases de fútbol en la Universidad Pedagógica de ese país, me hice cargo del fútbol en todos sus niveles. Fuimos a un Premundial juvenil en Puerto Rico donde participó Honduras y nos tocó enfrentarla, me di a conocer porque la selección nicaragüense fue una revelación. Entonces hablé con Armando Manzanares, encargado de la delegación hondureña que recuerdo que llevaban a Primitivo Maradiaga, Yearwood, “Macho” Figueroa”.

Matamala continuó relatando “Llegué al país y era un día muy frío, entrenábamos en El Hatillo, más frío aún. Yo venía de Nicaragua, un país que hace mucho calor y también estuve en ese Premundial en Puerto Rico con un clima igual. Sentí un poquito el cambio, pero rápido me adapté. Querían que me hiciera cargo de Motagua ese año (1976) pero no pude porque no logré conversar con el general Somoza (dictador nicaragüense) para rescindir el contrato, así que llegué tarde y Motagua siempre me contrata, pero me presta al Broncos. Los azules andan muy mal y Broncos muy bien, despiden al técnico argentino Omar Muraco y pasé a tomar las riendas del equipo”.

El técnico chileno reconoce la calidad de Ramón “Primitivo” Maradiaga como futbolista en aquel momento que era nuevo en este país. “Fue el jugador que más me sorprendió, además pensé que era un jugador que reunía todas las condiciones para jugar en cualquier fútbol del mundo”.

Por la mente del estratega sudamericano, nunca pasó el hecho de quedarse a vivir en Honduras. “Nunca pensé en quedarme acá porque no había tenido buenas referencias de Honduras mientras estuve en Guatemala, pero a medida me fui adaptando y Motagua fue importante en eso, tenía un plantel de primera, a tal grado que en 1978 fuimos campeones con una enorme diferencia en un torneo largo, de toda una temporada. Me empezó a ir muy bien en Honduras, entonces si en una parte lo tratan bien y le va bien, difícilmente se quiere ir. Me enamoré de Honduras, pero ahora más enamorado de San Pedro Sula”.

Matamala, nacido en el pueblo de Cholchol, cerca de Temuco de donde es originario Marcelo Salas, sigue manteniendo la nacionalidad chilena. “No me he nacionalizado, sigo siendo residente en Honduras, mis hijos sí son hondureños. Es solo una decisión, porque me lo han ofrecido muchas veces, aunque por negligencia también podría ser”.

Matamala no escatima elogios para el país que le ha abierto las puertas; sin embargo, también ha pasado por momentos difíciles en el país. “He sido totalmente feliz en Honduras, pero eso no significa que todo ha sido color de rosa, las rosas también tienen espinas. He pasado momentos tristes, amargos”.

En la actualidad, Matamala se dedica a dirigir su escuela de fútbol y sus equipos el Juventud Enerma en la Liga Mayor. “He tenido la oportunidad de volver a dirigir, a veces me dan ganas, otras veces no me interesa. El fútbol siempre lo manejo con algo como prioridad”.

Como muchas veces sucede en la vida, hay objetivos que no logramos alcanzar y Matamala no es la excepción a la regla. “El sueño que no realicé fue haber sido campeón con los cuatro equipos grandes. Con Marathón no lo fui tan solo por un punto, en 1983 nos ganó el Vida de La Ceiba y fuimos subcampeones. Por lo demás lo he conseguido todo, incluso fui ciudadano distinguido”.

La nostalgia invadió a Matamala al recordar uno de los momentos más difíciles que pasó en Honduras y sus lágrimas comenzaron a habitar sus ojos al recordar un día negro hace algunos años. “Desde hace 13 años que no voy a Chile porque lamentablemente en una de las historias de mi carrera mi padre y mi madre murieron un día sábado, y yo el domingo iba a disputar un título. No pude asistir, eso es parte también, pero así es la vida”, dijo con voz entrecortada.

Matamala no esconde su amor por el país, asegura que “me siento como un hondureño más, en eso no hay ninguna nada. Más que hondureño, sampedrano, pero soy un hondureño 100 por ciento. Yo me río con los jugadores porque cuando hemos ido con los niños a otros países, una de las cosas que se canta es el Himno Nacional y yo lo canto más fuerte que los mismos muchachos, les digo ‘dónde queda su orgullo de haber nacido en determinada parte’. Estoy realizado, no puedo quejarme de nada”.

Incluso, Matamala acepta que “para el Mundial de Sudáfrica, yo quería que ganara a Honduras. Yo sé que a Chile le debo mucho, mi formación académica y todo, pero mi vida está en Honduras, así como decía Viera en esta misma sección de Golazo, yo cuando voy a Chile, estoy desesperado por regresar”.

Así concluye la historia mejor contada de la boca de un hombre que el destino quiso que naciera en una tierra lejana a la que algún día le entregó el corazón y que seguirá consintiéndole como a uno de sus mejores hijos.

Miniperfil

Nombre: Néstor Rodrigo Matamala

Edad: 67 años

Esposa: Nelly

Hijos: Néstor, Giselle, Maynor y Reyna.
Sus clubes en Honduras: Motagua, Broncos, Real España, Platense, Marathón, Sula, Petrotela, Independiente Villela, Olimpia y Cruz Azul.

Sus números
Néstor Matamala debutó como DT con el Broncos de Choluteca el 20 de febrero de 1977. Fue campeón con Real España y Motagua.

Trayectoria en Honduras

Broncos: Torneo 1977-78: Hasta la segunda vuelta: Cuarto lugar

Motagua: Torneo 1977-78: Tercera vuelta y Pentagonal: Tercer lugar

Motagua: Torneo 1978-79: Campeón nacional

Motagua: Torneo 1979-80: Hasta la segunda vuelta: Sexto lugar

Real España: Torneo 1980-81: Campeón nacional

Real España: Torneo 1981-82: Hasta la segunda vuelta: Quinto lugar

Selección Sub-20: IX Norceca Guatemala 1982: Honduras campeón de Concacaf

Platense: Segunda División 1982: Campeón y logra ascenso a primera división.

Platense: Torneo 1983-84: Octavo lugar

Olimpia: Torneo 1986-87: Campeón nacional

Sula: Torneo 1987-88:

Cuarto Lugar

Sula: Torneo 1988-89: Hasta la segunda vuelta:

Tercer lugar

Marathón: Torneo 1988-89: Tercera Vuelta y Pentagonal: Quinto lugar

Real España: Torneo 1992-93. Hasta la segunda vuelta: Cuarto lugar

Independiente: Torneo 1995-96: Segunda y Tercera vueltas: Noveno lugar
Independiente:Torneo 1996-97:Noveno lugar