Hay 10 regiones sanitarias en alerta por casos de dengue

Colón, Francisco Morazán, Islas de la Bahía, Santa Bárbara y Valle tienen aumento de casos. Mientras La Paz, Cortés y San Pedro Sula son zonas de epidemia.

En lo que va de 2021 se registran casi 8,000 casos y dos muertes confirmadas por dengue. Imagen de archivo.
En lo que va de 2021 se registran casi 8,000 casos y dos muertes confirmadas por dengue. Imagen de archivo.

Tegucigalpa

Además de la pandemia por el covid-19, el personal de Salud también debe hacerle frente a los casos de dengue, pues cada semana son más las personas que adquieren la enfermedad.

En lo que va de 2021, Honduras registra un total de 7,682 casos de dengue, de los cuales el 95% (7,298) son casos de dengue con y sin signos de alarma y 384 graves.

Los casi 8,000 casos que se reportan en 2021 representan aproximadamente el 31% del total que se registraron durante el año pasado. Van cuatro decesos, dos confirmados por laboratorio.

Los casos de dengue con y sin signos de alarma se manifiestan principalmente en las regiones sanitarias del Distrito Central, Cortés, Olancho, Comayagua, El Paraíso, Yoro, San Pedro Sula y Santa Bárbara, allí se concentra el 87% de todos esos casos; sin embargo, San Pedro Sula, el Distrito Central, Cortés y El Paraíso reportan el 85% de los casos graves de todo el país.

Las autoridades de Salud identificaron que actualmente hay 10 regiones sanitarias que se encuentran como zonas de alerta. Además se contabilizó un incremento de los casos en siete de esas regiones, las cuales son Cortés, la Metropolitana de San Pedro Sula, La Paz; estas tres regiones son consideradas como la zona epidemia. Por su parte, Colón, Francisco Morazán, Islas de la Bahía, Santa Bárbara y Valle están dentro de las zonas de alerta.

Más datos del dengue
- En lo que va de 2021, Salud ha confirmado dos muertes por dengue: se trata de un hombre de 73 años con enfermedades de base y una mujer de 26 que dio a luz y padecía de dengue grave. En 2020 se registró el fallecimiento de nueve personas por la enfermedad.
- Aunque en la semana epidemiológica 35 se reportó una reducción de 4.8% en los casos en el país respecto a la semana anterior, los médicos piden a la población no bajar la guardia para evitar que la enfermedad se convierta en un problema peor.
- Las regiones sanitarias que reportaron una leve reducción en los casos durante la última semana fueron Comayagua, Intibucá, el Distrito Central, Olancho y Yoro. Salud visitó 21,580 viviendas, de esas, el 11.26% resultaron que tenían el vector del dengue.

Homer Mejía, coordinador de Vigilancia de Virus y otras Enfermedades de la Secretaría de Salud, manifestó que el número de casos se irá incrementando en los próximos meses debido a la temporada lluviosa, por lo que alertó a la población para tomar las medidas necesarias para evitar enfermarse. En el país ya circulan los cuatro serotipos del dengue, de acuerdo a los datos de Salud, el 1 y 2 se encuentran en Cortés, Francisco Morazán, Islas de la Bahía; el serotipo 3 circula en Francisco Morazán, mientras el 4 en Cortés. Cualquiera de esos serotipos puede producir las formas graves de la enfermedad.

La infección por un serotipo, seguida por otra infección con un serotipo diferente aumenta el riesgo de una persona de padecer dengue grave y hasta morir. “Es necesario que la población contribuya con las medidas de prevención como lo es la eliminación de criaderos de zancudos, así vamos a eliminar el vector”, dijo Mejía. Añadió que también se deben distinguir los síntomas y señales de peligro de la enfermedad para buscar atención médica oportuna.

“Los síntomas son fiebre, dolor de cabeza y articulaciones, dolor en la parte posterior de los ojos; las señales de peligro son dolor abdominal y vómito”, detalló el doctor. En 2020, Honduras registró nueve muertes por dengue, el número de casos en ese entonces fue de 23,961 con dengue tipo clásico y 1,077 del grave, según cifras de la Secretaría de Salud.

Sin embargo, fue en 2019 que el país registró la peor epidemia de dengue, con más de 112,000 enfermos y 180 muertos.

La Prensa