Honduras: solo 64% de aspirantes de las elecciones primarias rindió cuentas

La Unidad de Política Limpia advirtió que publicará nombres de los que fallaron.

Honduras se prepara para las elecciones generales pactadas para noviembre de este año.
Honduras se prepara para las elecciones generales pactadas para noviembre de este año.

Tegucigalpa, Honduras.

La coordinadora de la Unidad de Política Limpia, Alba Rivera, reveló que sólo un 64% de los aspirantes que participaron en las elecciones primarias presentó sus estados financieros sobre gastos de campaña.

Recientemente se informó que esa institución auditó unos 370 millones de lempiras de los partidos políticos que participaron en las elecciones primarias e internas del 14 de marzo pasado.

393
millones
pueden gastar los presidenciables en Honduras

Unos 14 movimientos internos de los partidos Nacional, Libertad y Refundación (Libre) y el Partido Liberal se presentaron en las elecciones primarias, sin embargo, 11 instituciones políticas lo harán hasta el 28 de noviembre en los comicios generales.

Rivera advirtió que “vamos a presentar un informe sobre los aspirantes a cargos de elección popular que no rindieron su informe de gastos en las primarias y que van a participar en las generales del 28 de noviembre”.

“Vamos a presentar un informe sobre los que se postularon en las primarias y que no salieron electos ni tampoco presentaron su informe de gastos, incluso vamos a dar sus nombres”, advirtió la funcionaria.

Lamentó que “después que se concluye un proceso electoral, los candidatos que no salen electos se olvidan de su responsabilidad con la ley”.

Temor

“No hay que sentir temor, ya que la ley también contempla los techos de financiamiento de campaña que están en los diferentes niveles electivos, incluso, un candidato a la presidencia puede invertir en su campaña hasta 393 millones de lempiras, al igual que los aspirantes a diputados y alcaldes tienen sus márgenes establecidos por la ley”, sostuvo.

“Siempre que no se superen esos montos los postulantes están en ley, ´pero lo importante es que la cultura de transparencia, honestidad y rendición de cuentas pueda ser una realidad en este proceso electoral”, sugirió.

Relacionada: 16 aspirantes buscan la Presidencia de Honduras en las elecciones de noviembre

“Hablando de porcentajes, un 64% de los candidatos electos y no electos que participaron en las primarias no presentó su informe de los gastos de campaña”, precisó.

En ese sentido, subrayó “que la necesidad de cumplimiento de la ley se vuelve un imperativo”, tras hacer un llamado a todos los aspirantes para que “sepan que parte de sus obligaciones es cumplir con la ley”.

“Los que han incumplido con la presentación de sus informes pueden ser sancionados por sus partidos y en última instancia correrían el riesgo de ser inhabilitados por el Consejo Nacional Electoral (CNE)”, finalizó.

Elecciones primarias

Las elecciones primarias en Honduras, con miras a las generales de noviembre, se convirtieron en "un ensayo fracasado de democracia" en el que, con las denuncias de fraude se evidenció nuevamente que la clase política no le juega limpio a un pueblo que con sus impuestos financia los procesos electorales.

Los comicios primarios o internos de los partidos Nacional, en el poder; Libertad y Refundación (Libre), primera fuerza de oposición, y Liberal, segunda, celebrados el pasado 14 de marzo, costaron unos 1,100 millones de lempiras (unos 45,8 millones de dólares), que representan un alto valor para un país empobrecido como Honduras.

El fraude, las inconsistencias, la alteración de actas, en muchos casos con más número de votantes que los que acudieron a una urna y otras prácticas sucias no son nuevas en Honduras, aunque durante muchos años la oposición ha atribuido los fraudes al Partido Nacional, que durante un siglo ha alternado el poder con el Liberal.

Analistas consideran que si se llega a las elecciones de noviembre con las mismas irregularidades de las primarias, lo que se presagia es un proceso fraudulento en un país que no ha superado la crisis causada en el 2009, que se agudizó con el "fraude" que, según la oposición, hubo en las de 2017.



La Prensa