Exmujeres del Rey del Cachopo declaran que “vivieron un infierno”

En el cuarto día del juicio declararon tres testigos, uno de ellos clave para el caso.

El lunes comenzó el juicio contra César Román en la Audiencia Provincial de Madrid, acusado de matar a la hondureña Heidi Paz.
El lunes comenzó el juicio contra César Román en la Audiencia Provincial de Madrid, acusado de matar a la hondureña Heidi Paz.

MADRID.

Dos exmujeres de César Román, acusado de matar a su novia hondureña, declararon ayer que las relaciones con el Rey del Cachopo fueron un “auténtico infierno”.

Ayer jueves fue la cuarta sesión del juicio a César Román, para que el que la Fiscalía pide 15 años y medio de cárcel por matar a Heidi Paz en agosto de 2018 y descuartizar el cuerpo, del que solo apareció el torso.

Según el portal de noticias antena3.com, a una de ellas le llegó a lanzar un bombona de butano en la calle y a la otra le mató tres perros.

El acusado ha dicho en diversas ocasiones que “sería incapaz de hacer algo así”, matar a Heidi; pero sus exmujeres lo ponen en duda con las declaraciones que han hecho ante el juez.

Antena3.com informó que en el juicio su exmujer, con la que convivió durante 14 años y tuvo una hija, fue muy descriptiva: la maltrataba y, de hecho, un día llegó a tirarle una bombona de butano aunque no la dio.

En las imágenes del juicio se podía ver cómo el Rey del Cachopo gesticulaba y negaba con la cabeza que lo que ella explicaba sea cierto. Gestos que ya ha repetido en varias ocasiones durante otras sesiones del juicio.

La mujer, entre sollozos y con la voz temblando, relató la violencia que su exmarido ejercía contra ella y contra su propia hija. “Era agresivo, impulsivo, manipulador y muy celoso y también maltrató a mi hija mayor, aunque no lo denuncié”,

La otra excompañera sentimental presente en el juicio también ha tachado de violento al acusado y aseguró que, aparte de dar una paliza a uno de sus perros, le mató a otros tres. “Le tengo mucho miedo”, aseguró. Una afirmación que ratifica su exmujer.

El taxista

Ayer también declaró uno de los testigos claves en el caso: el taxista que trasladó al Rey del Cachopo desde su casa de Vallecas a la nave de Usera adonde se encontró el cuerpo de Heidi.

“Llevaba una maleta grande. Era de color oscuro. Le dije que si llevaba libros porque pesaba muchísimo, unos 40 o 50 kilos”. Y es precisamente esta maleta la clave de todo: los investigadores creen que el acusado llevaba ahí el cuerpo de Heidi y que así la trasladó hasta la nave de Usera.

La Prensa