En 60 días revisarán nivel de contagios para definir rumbo de clases semipresenciales

Advierten que de mantener cerrado dos meses más el sistema educativo de Honduras, habrá repercusiones fuertes en la calidad formativa.

Casi todos los estudiantes están recibiendo clases de manera virtual ante la crisis sanitaria.
Casi todos los estudiantes están recibiendo clases de manera virtual ante la crisis sanitaria.

Tegucigalpa, Honduras.

Ante el alto contagio de covid-19 a nivel nacional, el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) determinó que las clases en el sistema educativo continúan de manera virtual por los próximos dos meses, fecha en la que se realizará una nueva revisión.

Por ahora 55 centros educativos están autorizados por la Secretaría de Educación para comenzar un pilotaje de clases semipresenciales, solo falta la autorización del Sinager.

El ministro de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Max González, expresó que "todos queremos el regreso a clases, pero no es el momento, esto se revisará en 60 días, tanto para escuelas gubernamentales como no gubernamentales”.

El Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) reiteró en las últimas horas la no autorización del retorno a clases semipresenciales a través de pilotajes como lo había propuesto la Secretaria de Educación.

El funcionario dijo que “hemos decidido como sistema no autorizar en este momento por 60 días el retorno a clases semipresenciales porque tenemos los contagios de covid-19 en una tasa altísima en lugares donde antes no se miraba ese nivel de casos”.

“La medida se ha tomado desde inicios de la pandemia, lo que se está evaluando es el momento adecuado para hacer las cosas. Creemos que en una nueva fase de la llegada de las vacunas y trabajando con la Secretaría de Educación se podrá en ese pilotaje inmunizar a ciertos maestros que participarán”, señaló.

“Por ahora, estamos viviendo momentos difíciles con una alta tasa de contagios, venimos de una Semana Santa que nos ha causado un incremento de casos, por lo que hay que esperar el momento”, sugirió.

Dijo que “hemos podido mirar los protocolos especialmente de las escuelas privadas que son muy buenos, pues cumplen con todas las normativas, pero en ciudades donde la tasa de covid-19 es alta debemos tener mucho cuidado para no lamentar más contagios”.

“Toda la información que nos brindó ahora la Unidad de Epidemiología es que tenemos muchos casos en menores de edad, por lo que la decisión en cuanto al retorno a clases es muy delicada; sin embargo, creemos que en 60 días más allá de las vacunas, más las normas que se están tomando y las brigadas médicas casa a casa, podremos ir bajando esas altas tasas de contagios”, finalizó.

El director del Observatorio de Educación de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM), Mario Alas, afirmó que no cuestionan la decisión del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) de no autorizar un retorno a clases presenciales.

“Técnicamente es una decisión de profesionales de salud que nosotros como parte de la UPN no podemos cuestionar, es una cuestión de especialistas, epidemiólogos, médicos, etc.”, puntualizó.

Sin embrago, consideró que “si el sistema educativo se mantiene cerrado dos meses más vamos a tener implicaciones muy fuertes en cuanto a la calidad formativa del estudiantado”.

A inicios de la pandemia no se sabía qué hacer en el tema educativo, pero se optó por las clases virtuales y eso permitió que la educación no se paralizara. Alas cuestionó que después de más de un año de pandemia no se haya hecho lo correcto para innovar este sistema.

“Esta crisis se ha agravado no por falta de iniciativas, de parte de la Secretaría de Educación han habido iniciativas muy creativas, pero se han implementado en una escala que no ha tenido el impacto que podría esperarse”, dijo.

“Si cada uno de los 1.9 millones de estudiantes que empezaron la matrícula en 2020, por los menos los de primero a noveno grado tuvieran cuatro libros de texto y cuatro cuadernos de trabajo, así tendríamos otra dinámica en el sistema educativo y otros niveles de aprendizaje”, concluyó.


La Prensa