Japón y el BID entregan insumos de bioseguridad para 11 institutos técnicos

Con la donación serán beneficiados 1,530 educandos y 296 docentes.

El objetivo de la donación es apoyar la reapertura física de los centros educativos en Cortés y Francisco Morazán.
El objetivo de la donación es apoyar la reapertura física de los centros educativos en Cortés y Francisco Morazán.

Tegucigalpa, Honduras.

Las autoridades de la Secretaría de Educación, este día recibieron de parte de la Embajada del Japón en Honduras y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la donación de insumos de bioseguridad con la que se beneficiará a 11 Institutos Técnicos de Educación Media en Francisco Morazán y Cortés.

La donación valorada en US$135,181 (aproximadamente L3.3 millones) consta de 51,335 kits de bioseguridad, 40 termómetros corporales y 450 caretas de protección facial que fueron adquiridos a través de la Secretaría Ejecutiva del Consejo de Ministros de Centro América y Republica Dominicana (SE-COMISCA). Cada kit está compuesto por mascarillas faciales, gel de 120 ml.

Con esta donación se beneficiará a 1,530 educandos y a 296 docentes de 11 Institutos Técnicos de la Educación Media en Francisco Morazán y Cortés.

Esta donación permitirá que los educandos de los centros educativos Técnicos seleccionados puedan continuar con sus procesos de aprendizajes cumpliendo con las medidas de bioseguridad requeridas en el marco de la Estrategia de Retorno Seguro a los Centros Educativos que impulsa esta dependencia Gubernamental.

bid educacion 1(800x600)
La donación está valorada en 135,181.00 dólares.

El fin es apoyar la reapertura física de los centros educativos y fomentar la continuación de los estudios de los jóvenes de los sectores más vulnerables.

La entrega se da en el marco de la Cooperación Técnica Regional No Reembolsable No. ATN/JF-18189-RG Proyecto Apoyo a la matrícula escolar y la recuperación de los resultados de aprendizajes para los jóvenes vulnerables de Mesoamérica en virtud de la pandemia covid-19.

Dicha cooperación está siendo ejecutada a través de una asistencia de un millón de dólares del Fondo Especial Japonés que el Gobierno del Japón estableció en el BID para promover el desarrollo económico y social.

La Prensa