Alegría en la feligresía de Lempira e Intibucá por la Diócesis de Gracias

La iglesia de San Marcos, construida en 1700, es la catedral de 45 municipios de occidente

La iglesia de San Marcos en el centro de la ciudad de Gracias pasa a ser la catedral.
La iglesia de San Marcos en el centro de la ciudad de Gracias pasa a ser la catedral.

Gracias, Lempira.

Alegría y júbilo se vive entre los feligreses católicos de los departamentos de Lempira e Intibucá luego que el papa Francisco erigiera la Diócesis de Gracias, la cual llevará el nombre de Santa María de las Gracias.

“Como feligresía de occidente estamos tan contentos y felices por este nuevo nombramiento de la nueva diócesis. En medio de tantas noticias negativas, tenemos esta alegría para festejar”, así se expresó Lenín Gutiérrez, párroco de la hasta ayer parroquia de San Marcos.

La madrugada de ayer, la Santa Sede dio a conocer la noticia de la creación de la nueva diócesis para la Iglesia en Honduras.

LEA: En mayo llegarían casi 500,000 dosis a Honduras para inocular a la población

Esta porción de la Iglesia hondureña pertenecía a la de Diócesis de Copán, la que es rectorada por monseñor Darwin Andino, y ahora pasa a ser la nueva circunscripción eclesiástica que abarca territorialmente los departamentos de Lempira e Intibucá y que será dirigida por monseñor Walter Guillén.

La Iglesia informó que Guillén es sacerdote salesiano y ha estado está al frente del Templo de la Juventud en el Instituto San Miguel en Tegucigalpa.

En un comunicado, la Nunciatura Apostólica en Honduras anunció que desde Roma se aceptó el largo proceso de erigir la nueva diócesis cuya solicitud se concretó en 2017 luego que el mismo monseñor Darwin Andino presentara un análisis hecho por algunos feligreses, presbíteros e incluso miembros del episcopado hondureño, luego de haber votado unánimemente para la creación de esta circunscripción eclesial.

En Lempira e Intibucá se dará atención a más de medio millón de personas distribuidas en 45 municipios y 335 aldeas.

Dentro de la extensión territorial de 7,351 kilómetros cuadrados, hay 21 parroquias y se cuenta con la colaboración de 28 sacerdotes, 22 religiosas que pertenecen a cuatro congregaciones y unos 15 seminaristas.

La iglesia de San Marcos Evangelista, edificación construida en el año 1700, será la catedral de la Diócesis de Gracias en Lempira.

El padre Lenín Gutiérrez indicó que aún no se sabe la fecha en la que se hará la toma de posesión en esta nueva zona pastoral, “pero desde ya la feligresía del departamento de Lempira está en oración y agradecida con la creación de esta nueva diócesis y por el pastor que ha sido nombrado para guiarla”.

Guillermo Calderón, integrante del comité de obras eclesiales, dijo que fue incansable la labor que han tenido para lograrlo y que esperan continuarla para la nueva Diócesis de Gracias.

La Prensa