"Algunos ven El Cajón como un monstruo, pero es un gran aliado del valle", asegura Enee

Rolando Rodríguez, director de generación hidroeléctrica de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, afirma que la presa ha sido clave en momentos de emergencia por inundaciones.

La central hidroeléctrica amortigua las crecidas de los ríos Humuya y Sulaco.

San Pedro Sula, Honduras.

Con una capacidad de 5,700 millones de cúbicos de embalse, la represa El Cajón es considerada como la sexta más alta en el continente americano y también figura entre las más altas del mundo, señaló Rolando Rodríguez, director de generación hidroeléctrica de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee).

De acuerdo con Rodríguez, la presa juega un papel trascendental en el valle de sula para mitigar inundaciones y es un gran aliado en época de verano.

"Muchas personas lo ven como un monstruo, pero en realidad es gran un aliado de la zona. En momentos de emergencia por fuertes lluvias en el occidente, almacena grandes crecidas provenientes del río Sulaco y Humuya" dijo Rodríguez.

Además lea: Ni un saco de arena protege al aeropuerto Ramón Villeda Morales

Su embalse de aproximadamente 94 kilómetros cuadrados de superficie está situada entre los departamentos de Comayagua, Yoro y Cortés.

"Cuando Eta y Iota azotaron el país, El Cajón llegó a retener de cuatro a nueve mil metros cúbicos por segundo (m³/s), cantidades que después fueron descargadas de manera controlada con entre 400 a 900 m³/s".

"Aís evitamos que entrarán al valle de forma abrupta unos ocho mil metros m³/s, lo cual hubiera sidocatastrófico".

Durante dicha temporada la presa alcanzó los 289.05 metros sobre el nivel del mar (m s. n. m.) la mayor registrada en su historia.

"Lo que nos permitió tener una reserva adicional de energía de 164 KW/H que se logró almacenar en el embalse y se ha estado produciendo en los últimos meses".

Cabe mencionar, que en época de verano El Cajón ayuda a mantener el caudal de los ríos Ulúa y Humuya entre 150 y 200 ms.nm.

Lo anterior asegura las cosechas de los productores de la zona, quienes brindan miles de empleos a las familias que habitan a lo largo y ancho del valle.

El ingeniero concluyó detallando que El Cajón está diseñado para superar un terremoto superior a los siete grados y que aún con el agua rebalsando la prensa el valle no correría peligro.

"Cuenta con una serie de instrumentos que se monitorean permanentemente, estos equipos y sensores que miden diferentes parámetros como deformaciones en la prensa, los esfuerzos en la cimentación, temperaturas del concreto, deformación de la roca, etcétera".

La Prensa