JOH: 'Heredaré un país más seguro al próximo Gobierno'

El mandatario hondureño, desde 2014 en el poder, vive sus últimos meses de gestión.

Hernández destacó la gestión en seguridad de su administración.
Hernández destacó la gestión en seguridad de su administración.

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, en el poder desde 2014, dijo en las últimas horas que entregará al gobernante sucesor un "país más seguro".

Puede leer: 'Hasta que uno la tiene' se entiende la covid-19', dice médico hondureño

"Yo encontré (al tomar posesión) el país más violento sobre la faz de la tierra, con San Pedro Sula siendo la ciudad más violenta del mundo y Tegucigalpa, la tercera; hoy no somos el país más violento del mundo, ni estamos entre las 25 ciudades más violentas del mundo", expone Hernández, en un evento oficial en Tegucigalpa.

Una época

Hernández, quien alcanzó el poder a través de una candidatura por el Partido Nacional (en el poder desde 2010), tomó la silla presidencial el 27 de enero de 2014. Se presentó a la reelección en 2017, y en noviembre de ese mismo año, reafirmó su estadía en Casa Presidencial, en medio de turbas y cuestionamientos.

Aquí mismo: Papa Francisco erige nueva diócesis en Gracias, Lempira

Su segundo período presidencial lo convierten en el primer mandatario hondureño, desde 1982, con la aprobación de la nueva Constitución hondureña, en el único en reelegirse.

En marzo de 2021, el precandidato nacionalista Nasry Asfura se convierte en el nuevo rostro del nacionalismo en el país. El edil capitalino buscará suceder a su correligionario. Hernández ha tomado distancia en los asuntos electorales de su partido, el cual integra desde la década de los 90'.

Entre Asfura y Mauricio Oliva, presidente del Parlamento hondureño, Hernández no pronunció sus preferencias, al menos públicamente. Dice que está listo para entregar un mandato en paz y con obras para el país, a menos de ocho meses de la sucesión.

Rememora

"Yo les dije a ustedes en campaña, tanto a los que me apoyaron como a los que no: si me eligen presidente, en el tema de seguridad, yo voy a hacer lo que tenga que hacer; por eso sé que le voy a heredar, al Gobierno que venga, un país más seguro", aseveró el mandatario.

También: En marcha Operación Omega IV contra oenegés, alcaldía capitalina y defraudadores del fisco

Hernández ha aprovechado la publicación de una lista de la organización no gubernamental mexicana, Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, que detalla que Tegucigalpa y San Pedro Sula, principales ciudades hondureñas, ya no figuran dentro de las más violentas del mundo, aunque se ubican en el puesto 30 y 34, respectivamente.

"Tristemente les puedo decir que cuando el país era el más violento del mundo perdíamos 7.000 vidas y más, por año", lamentó.

Las cifras oficiales destacan una reducción en la tasa de homicidios de 89 a 37, por cada 100,000 habitantes. Hernández expone que su administración ha librado una ardua batalla contra la criminalidad en Honduras, planteada a través del narcotráfico y pandillas.

FOTOS: Vocalista de banda hondureña denuncia ser víctima de violencia doméstica y muestra evidencia en redes sociales

"Agradezco a las Fuerzas Armadas de Honduras, a la nueva Policía que tenemos, al Ministerio Público, al Poder Judicial y a los agentes de inteligencia; hoy tenemos un país más seguro", dice Hernández, casi en tono de despedida, viviendo sus últimos meses como mandatario.

Proyectos

Ahondó en ello en un evento de entrega de cheques del Programa Presidencial de Crédito Solidario (PCCS), por 1,6 millones de lempiras en financimiento a microempresarios de diferentes rubros comerciales en el Valle de Amarateca, Francisco Morazán.

La Prensa