Prisión preventiva recibe policía acusado por femicidio de Keyla Martínez

Jarol Rolando Perdomo Sarmiento continuará preso por la muerte violenta de la universitaria Keyla Matínez al interior de una celda policial de La Esperanza.

Momento en que agentes custodiaban al policía sospechoso del crimen de Keyla Martínez.
Momento en que agentes custodiaban al policía sospechoso del crimen de Keyla Martínez.

La Esperanza, Intibucá.

Tras una extensa audiencia inicial un juez dictó auto de formal procesamiento y prisión preventiva en contra del agente Jarol Rolando Perdomo Sarmiento, quien permanecerá privado de libertad por el delito de femicidio agravado en perjuicio de la joven Keyla Patricia Martínez Rodríguez, hecho suscitado el pasado 7 de febrero.

En la audiencia, fiscales de las secciones de Investigación de Muertes Cometidas por Miembros de los Cuerpos de Defensa y/o Seguridad, Orden Público o Funcionarios del Estado y de Femicidios, presentaron elementos probatorios indiciarios de la supuesta participación de Perdomo Sarmiento en el crimen de la joven estudiante de enfermería.

Los fiscales evacuaron la autopsia legal junto con la exposición del médico que la practicó, declaraciones de testigos, prueba documental y la pericia técnica científica expuesta por los expertos forenses, a través de las cuales confirmaron la presencia del acusado en la celda donde estaba recluida la víctima.

juzgados.101(1024x768)
Ayer jueves las partes procesales presentaron las conclusiones del caso en la audiencia inicial.

Lilí Cálix, abogada de la familia de Keyla Martínez, expresó que "la determinacíón de la juez fue la correcta, ella valoró los medios de prueba y dictó la prisión preventiva. Creemos que esto es el inicio de una lucha larga y fuerte para los parientes, pero también significa una satisfacción a medias porque sabemos que este policías, donde está recluido, está con todas las comodidades cuando está siendo investigado por un crimen que acarrea entre 25 a 30 años de cárcel".

Relacionada: Keyla Martínez no se suicidó, fue homicidio, confirma autopsia

Este caso de alto impacto fue coordinado técnica y jurídicamente por la Fiscalía en conjunto con equipos de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) que han investigado otras muertes violentas de mujeres y femicidios.

Este crimen se registró al interior de una de las tres celdas de la Unidad Departamental Policial Número 10, con sede en La Esperanza, Intibucá. En cuanto a la participación del policía de la escala básica, las investigaciones y pericias técnicas científicas determinan que estuvo en el interior de la celda donde permaneció privada de libertad la joven, de cinco a seis minutos y luego se mantuvo afuera del recinto de forma sospechosa y sin retornar a su posición de asistente del comandante de la estación policial y encargado de las llaves de las celdas y custodia de los detenidos.

Los fiscales e investigadores además determinan que existió manipulación en la escena del crimen por parte del mismo policía acusado por este hecho.

Medicina Forense reveló en su momento que la causa de muerte de la estudiante de enfermería fue por asfixia mecánica, mientras se continúa con la realización de otros exámenes para verificar la hipótesis de que la manera de muerte fue homicida.

Además: Sale a la luz video del momento en que policías detienen a Keyla Martínez y doctor

El Ministerio Público (MP), a través de la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida y la Atic desarrollaron una investigación a fin de encontrar la verdad y deducir la responsabilidad penal si los otros exámenes y las pericias confirman que la joven fue ultimada mientras estaba bajo la responsabilidad de los agentes de la Policía Nacional.

Los investigadores de la Atic realizaron varias de las pesquisas en consonancia con el manual de protocolo latinoamericano de muertes violentas de mujeres, socializado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).

La Prensa