De $6,600 millones al año son ganancias de “coyotes”

Más de 160,000 lempiras llegan a pagar a los “polleros” los hondureños que quieren pasar la frontera.

VER MÁS FOTOS
“Ayer, mientras patrullaban el río, nuestros agentes rescataron a estos dos niños hondureños”, dice un video de Migración.
“Ayer, mientras patrullaban el río, nuestros agentes rescataron a estos dos niños hondureños”, dice un video de Migración.

Ciudad de México, México

El tráfico de migrantes es un negocio redondo para redes que tratan a estas personas como mercancías.

Cada año se registran cientos de miles de entradas ilegales por la frontera de 3,200 km, según Naciones Unidas, que ha cifrado en 6,600 millones de dólares las ganancias anuales de estos traficantes de personas conocidos como coyotes o polleros.

Al igual que otras modalidades de crimen organizado, esta suele ser controlada por narcotraficantes, aunque el primer eslabón puede ser un vecino de los migrantes, mayoritariamente centroamericanos.

Acosado por la pobreza, el hondureño Juan Macías (nombre cambiado) le pagó en marzo a una de esas redes 7,000 dólares (L164,000) que reunió con préstamos familiares.

“Trabajan a través de organizaciones, les llaman guías; ya luego en la frontera están los cárteles”, dijo el hombre de 35 años en un refugio de la mexicana Ciudad Juárez, adonde llegó expulsado de Estados Unidos. Mientras miles siguen arriesgándose y endeudándose para llegar a Estados Unidos, otros más arriesgan sus vidas.

Dos niños hondureños fueron rescatados de las fuertes corrientes del río Bravo, entre Coahuila y Texas. Los menores se encontraban en una isla, su situación fue considerada “desgarradora” por los rescatistas.

La Prensa