Los 11 hechos probados por la Fiscalía para que Marco Bográn siga en prisión

El Ministerio Público logró auto de formal procesamiento y prisión preventiva contra Marco Bográn y Alex Moraes.

El exdirector ejecutivo de Invest-H está preso en un anexo del Centro Penitenciario Nacional de Támara (CPNT), ubicado en el Primer Batallón de Infanteria.
El exdirector ejecutivo de Invest-H está preso en un anexo del Centro Penitenciario Nacional de Támara (CPNT), ubicado en el Primer Batallón de Infanteria.

Tegucigalpa.

El Ministerio Público de Honduras logró acreditar la participación de Marco Bográn y Alex Moraes en la fraudulenta compra de los siete hospitales móviles, que fueron comprados por Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) a Elmed Medical Systems, en Turquía.

En ese sentido, este jueves el Juzgado Penal en Materia de Corrupción dictó auto de formal procesamiento con prisión preventiva para Bográn, exdirector ejecutivo de Invest-H, y Alex Moraes, exgerente administrativo de esta institución.

La Fiscalía contra la corrupción presentó 50 medios de prueba, con los cuales se lograron probar 11 hechos, según indicó en un comunicado el Ministerio Público.

Los 11 hechos probados

* En los meses de marzo y abril del 2020, el Estado de Honduras a través de Invest-H compró siete hospitales móviles para contrarrestar los efectos de la pandemia covid-19.

* Marco Antonio Bográn Corrales y Alex Alberto Moraes Girón, con violación a los principios fundamentales de la contratación pública contenidos en el ordenamiento jurídico hondureño, realizaron la compra de dichos hospitales de manera directa y fraudulenta con el imputado Axel Gamaliel López Guzmán, representante legal de hospitalesmoviles.com y ELMED Medical Systems INC.

* El costo de las siete unidades móviles y sus plantas de tratamiento fue sobrestimado a cuarenta y siete millones, quinientos doce mil, quinientos sesenta y cuatro dólares americanos ($ 47,512,564.00) equivalente en lempiras a mil ciento setenta y cuatro millones quinientos diecisiete mil setecientos sesenta y cuatro lempiras, con treinta y tres centavos (L. 1,174,517,764.33).

* La compra se hizo al margen de lo que establece la Ley, según contraste de oferta y de proveedores, sin garantías de calidad, sin garantía de cumplimiento, sin mantenimiento de oferta, sin un plazo fijo de instalación, sin observar la garantía de pago anticipado y sin previa autorización del Consejo Directivo de Invest-H.

* Extrañamente se pagó el 100 por ciento de lo que esta compra representaba.

* Los informes biomédicos confirmaron que el equipo no solo está sobrevalorado, sino que no cumplen la función de poder ser útil para atender pacientes de covid-19, debido a que tiene problemas de diseño y equipamiento, porque hay equipo vencido, usado y alguno incluso en mal estado o disfuncional.

* El proveedor no tenía la capacidad técnica para construir, fabricar y equipar este tipo de hospitales.

* Personal del Departamento de Adquisiciones de Invest-H, ahora testigos del MP, advirtieron sobre el peligro de concretar la compra, puesto que no se tenía mayor información sobre ese proveedor y que en razón de los montos era un gran riesgo que los llevaría a serios problemas, a lo que la alta gerencia hizo caso omiso, es más, se les llamó fuertemente la atención por hacer preguntas sobre garantías y especificaciones técnicas en un chat de mensajería móvil que se había creado junto al proveedor Axel Gamaliel López Guzmán.

* Con las pericias se pudo determinar que Marco Antonio Bográn Corrales ya había tenido comunicaciones previas con Axel Gamaliel López Guzmán antes de que la Secretaría de Salud le enviara oficio de solicitud de compra de hospitales de aislamiento.

* Junto a expertos de los hospitales Mario Catarino Rivas y Hospital Escuela Universitario se determinó que esos hospitales no reúnen las mínimas condiciones adecuadas para atender pacientes con Coronavirus; dos de los que ya operan han sido adecuados pero para cirugías menores, no para COVID-19.

* Han muerto más de cinco mil hondureños a causa del coronavirus y los hospitales móviles no han prestado un genuino servicio a la población, contrario a ello, su adquisición provocó un enorme daño para la salud y el patrimonio público.

La Prensa