"Él no tiene que agachar la cabeza ante nadie, la verdad saldrá a luz", asegura hermana de Marco Bográn

Bertha Weddle Corrales expresó este lunes que hay un linchamiento social en contra de su familia y primero se debe revisar las pruebas.

/

Tegucigalpa, Honduras.

La hermana de Marco Bográn, Bertha Weddle Corrales, dijo este lunes a los medios de comunicación que la verdad sobre el tema de la compra irregular de los hospitales móviles saldrá a la luz.

Hoy se reanudó la audiencia inicial en contra de Marco Bográn y Alex Moraes, exdirector y exadministrador de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) en los Juzgados en Materia de Corrupción de Tegucigalpa.

"Ellos no tienen nada de que avergonzarse. Estamos orgullosos de Marco Antonio y a la vez seguros de ellos, sabemos que la verdad siempre saldrá a la luz", dijo Weddle.

Además lea: Reanudan audiencia inicial contra Marco Bográn y Alex Moraes

Agregó que se ocupa valentía para tomar las decisiones que ellos tuvieron quehacer, "además con la rapidez que debieron confiando en que las autoridades les habían ordenado. Ellos tenían toda la facultad de hacerlo y las pruebas están ahí. El actuar de ellos fue transparente ¿Qué pasó después? ¿Hay alguien que quiere que estos hospitales no funcionen? No lo sé, pero eso ya no me incumbe".

A la vez comentó que primero se deben escuchar las pruebas y al mismo tiempo al ser cuestionada si como familia tienen miedo, sostuvo que "sí y que ellos han perdido todo, su carrera, prestigio. Esto es duro, porque hay un linchamiento social en nuestra contra, pero no vamos a agachar la cabeza porque la verdad se sabrá".

"Marco es un muchacho incrédulo y asustado que está todavía en shock, que no puede creer que está en la posición que está".

Por último expresó que "ellos no son ladrones, ellos no abusaron de poder, esa es la verdad, actuaron en decretos".

Bográn y Moraes son acusados de dos delitos de violación a los deberes de los funcionarios y dos delitos de fraude por la compra de los siete hospitales móviles adquiridos por Invest-H, de forma urgente ante la crisis sanitaria.

Sin embargo, a un año después, no están en un óptimo funcionamiento y las cifras de covid continúan crecientes.

La compra estuvo valorada en 47,512,564.00 de dólares, es decir 1,174,517,764.33 lempiras.

La Prensa