Suspenden audiencia inicial contra Marco Bográn y Alex Moraes

Los exfuncionarios de Invest-H, recluidos en la prisión de Támara, acudieron al citatorio de audiencia inicial por el caso hospitales móviles.

Son investigados por delitos de violación a los deberes de los funcionarios y dos delitos de fraude.
Son investigados por delitos de violación a los deberes de los funcionarios y dos delitos de fraude.

Tegucigalpa, Honduras.

La audiencia inicial contra de Marco Bográn, exdirector de Inversión y Estrategia de Honduras (Invest-H), y Alex Moraes, exgerente administrativo de esta institución, fue suspendida este sábado por el Juzgado en Materia de Corrupción en Tegucigalpa.

Bográn y Moraes son investigados por Fiscalía por presuntos delitos de abuso de autoridad, malversación de caudales públicos y fraude, en el trascendente caso denominado 'Hospitales móviles.

Puede leer: Juez manda a la cárcel a Marco Bográn

Ambos exfuncionarios comparecieron este sábado en la sala de este juzgado capitalino, a declaración inicial, tras dictárseles este viernes prisión judicial. Bográn y Moraes pernoctaron en la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, de Támara, Francisco Morazán, en uno de los anexos y en resguardo de agentes de seguridad pública.

Hospitales móviles
En $47,512,564.00, equivalente a L.1,174,517,764.33, se valoró la compra de sietehospitales para combatir la pandemia del coronavirus en Honduras, tras la firma del contrato entre Invest-H y Elmed Medical Systems, empresa representada por el guatemalteco Axel López, también requerido por Ministerio Público, y fabricados en Turquía.

Ministerio Público, a través de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic), detuvo a Bográn y Moraes, a quienes extendió requerimiento fiscal. Este juzgado hondureño accedió a otorgarlo, aunque Bográn y Moraes pasaron la madrugada del viernes en las instalaciones de Atic.

Además: Marco Bográn y Alex Moraes llegan a los tribunales para audiencia inicial

Medios de comunicación invadieron la zona, por su relevancia pública, a espera de versiones e informes oficiales en la causa investigativa. Ministerio Público, a través del fiscal general de la República, Óscar Chinchilla, solicitó prisión judicial a los imputados por la trascendencia del caso y por la posibilidad de fuga.

Bográn y Moraes, cabizbajos y somnolientos, no han proferido a medios de comunicación palabras durante el proceso, que ha saltado a la palestra pública como uno de los más emblemáticos de las últimas semanas en Honduras.

El fraude, reconocido por la junta interventora de Invest-H, mantiene a ambos exfuncionarios en la cornisa. Jueces en materia anticorrupción podrían abrir el camino que las acusaciones del Ministerio Público, que ha canalizado los esfuerzos en este caso sin quitar el dedo de llaga.

La audiencia se reanudará el lunes, a las 10:00 de la mañana. Ambos serán trasladados, nuevamente, hacia Támara, donde permanecerán recluidos en tanto dure el proceso de audiencia inicial.

La Prensa