Carretera a occidente tiene unos 50 baches por kilómetro

Fuerzas vivas reclaman bacheo de carretera de occidente y conforman comité. Por condiciones actuales tardan cinco horas de SPS a Copán.

Tras Eta y Iota, la vía empeoró. Hay tramos destruidos por el río y de paso carece de señalización.
Tras Eta y Iota, la vía empeoró. Hay tramos destruidos por el río y de paso carece de señalización.

LA ENTRADA.

El sector comercial de esta ciudad, la segunda más importante de Copán, reclama la reparación de la carretera CA-4, que comunica de Chamelecón hasta La Entrada, la cual se encuentra en pésimas condiciones.

Se trata de un aproximado de más de 113 kilómetros de red vial colmada de baches y tramos en mal estado, la cual comunica al norte con el occidente hondureño y, además, es utilizada por el comercio centroamericano, que moviliza materia prima por la referida carretera.

Con el fin de reclamar la rehabilitación de esta arteria vital, Gledin Guerra, exdirector de la Cámara de Comercio de La Entrada, explicó que los empresarios de La Entrada conforman una comisión para exigir de manera organizada la intervención de la vía.

“Hemos formado un comité denominado Pro Carretera de Occidente, ya que las condiciones de esta vía son inaceptables, tardamos hasta cinco horas para poder viajar de La Entrada a San Pedro Sula. Es justo que el Gobierno se acuerde de que es una carretera internacional porque comunica el norte del país con carreteras de Guatemala, El Salvador, Copán, Ocotepeque, Lempira y Santa Bárbara”.

Guerra aseguró que la vía es prácticamente intransitable y en la noche se hace aún más difícil por la poca visibilidad.

El comité está conformado por fuerzas vivas y empresarios de la zona, que reclaman la restauración de la vía. “Nosotros nos abastecemos en San Pedro Sula, por ello es que reclamamos que la reparen. Si tomarnos la vía es la solución para que el Gobierno se acuerde de esta vía, nos tomaremos la carretera”, acotó.

El entrevistado no descartó que en los próximos días la organización pueda tomar acciones de presión que conlleven a una toma de carretera para exigir la reparación de la carretera CA-4.

“No le han echado ni tierra a esos baches, por ello estamos consolidando un movimiento para tomar medidas de presión, porque los comerciantes de esta zona nos abastecemos de San Pedro Sula y en este momento nos afecta la situación”.

Guerra aseguró que el mal estado de la carretera afecta la producción de caña, de café, granos básicos, entre otros, que envían sus productores desde el occidente al norte del país. Aseguró que en promedio hay unos 50 baches por cada kilómetro de la carretera CA-4.

La Prensa