En las bodegas del Infop se vive ya un ambiente de fiesta electoral

Comienza el armado de más de 23,800 maletas electorales. Mañana inicia traslado de papeletas.

En las bodegas que tiene el Consejo Nacional Electoral (CNE) están armando las maletas.
En las bodegas que tiene el Consejo Nacional Electoral (CNE) están armando las maletas.

Tegucigalpa, Honduras.

A 15 días de las primarias ya se respira una fiesta cívica en el Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop) y en las oficinas del Consejo Nacional Electoral (CNE), donde los funcionarios se mantienen casi en sesión permanente.

En el Infop comenzó el armado de las 23,880 maletas con algunos materiales que ya vinieron de México, como crayolas, focos, glicerina, almohadillas, sellos, tinta indeleble, papel higiénico, lápices, entre otros materiales.

Estos equipajes contarán, además, con el kit de bioseguridad, que incluirá mascarillas, toallas para desinfectar, gel antibacterial, alcohol y otros.

Para mañana está previsto el arribo progresivo a este centro de operaciones de 28.3 millones de papeletas electorales y documentos auxiliares que fueron elaborados en ocho imprentas.

LEA: RNP inicia la entrega de 4.8 millones de nuevas identidades

Este material ya fue impreso casi en su totalidad, tal y como fue ordenado por la entidad colegiada, informó el consejero suplente Maximino German Lobo, quien hizo un recorrido por las bodegas electorales en el Infop.

El funcionario dijo sentirse optimista por la buena marcha del cronograma electoral, lo que indica que ya inició la cuenta regresiva para el desarrollo de las elecciones.

“Cualquiera que tenía todavía en su consciente que no íbamos a tener elecciones, esta es la muestra”, expresó el consejero suplente del organismo electoral. Mientras en las bodegas hay movimiento con el armado de las maletas, en las oficinas del CNE en El Prado hay reuniones constantes de consejeros. Estos discutían anoche lo de las credenciales y todo apuntaba a que la entidad colegiada dejaría en libertad a los partidos de pedirlas con nombre y apellidos.

La Prensa