Mipymes confían en que aumentarán sus ventas

Más allá de los choques externos, el sector ha mostrado resiliencia, pero necesita recursos para avanzar a la transformación y la nueva realidad.

El comercio es la actividad más representativa de las mipymes hondureñas, señalan los especialistas.
El comercio es la actividad más representativa de las mipymes hondureñas, señalan los especialistas.

SAN PEDRO SULA.

Las empresas indican que tienen confianza en aumentar su producción para el presente año, pero son conscientes de que, además de la pandemia, conviven de forma permanente con choques externos como interrupción del transporte, servicios públicos, inseguridad, regulaciones legales, suministro de electricidad, situación política, precios en el mercado y varios factores más.

La tendencia surge del tercer análisis de resiliencia empresarial covid-19 hecho por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (Iies) de la Unah, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) y otras instituciones nacionales, apoyadas por Usaid.

“Este tercer análisis se hizo antes de las tormentas Eta y Iota y el objetivo era conocer las expectativas de las grandes empresas y mipymes de cara a 2021. Había un 67% de confianza de que iban a mejorar en torno a ventas y empleos”, dijo Gabriel Molina, gerente de Empresa Sostenible del Cohep.

3 Claves de las mipymes:
Sectores con potencial. A causa de la pandemia y las medidas de confinamiento, sin duda todo lo relacionado a digitalización tiene alto potencial para traducirse en una oportunidad de negocios. Por otra parte, también aquellos vinculados al comercio electrónico, ciberseguridad y plataformas de salud.
Al solicitar un crédito. Al momento de solicitar un crédito, el emprendedor debe tener claros los objetivos de dicho préstamo. Si solo está solicitando para tener recursos disponibles pero no tiene metas claras, tal vez deba pensarlo dos veces antes de embarcarse en un compromiso de esta magnitud y responsabilidad.
Formación al alcance. Iniciativas como Senprende y los Centros de Desarrollo Empresarial (CDE) para la micro, pequeña y mediana empresa comparten recursos tanto virtuales como personalizados para los emprendedores. La información se comparte de forma constante en las redes sociales de las organizaciones.

En criterio del ejecutivo, si bien el sondeo se hizo antes de los desastres naturales, “lo importante aquí es que se manden mensajes por parte de las instituciones de Gobierno en dar esa certidumbre de que vamos a continuar con una recuperación económica y sobre todo que los hondureños continuemos con la disciplina de cumplir con las medidas de bioseguridad”.

Entre otros aspectos, la investigación revela una tendencia que ya han alertado las asociaciones de micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes): la falta de acceso a financiamiento y exposición a un clima de negocios no favorable flagela la posibilidad de supervivencia de este sector en la economía hondureña.

Debemos fortalecer el consumir lo hecho en Honduras para apoyar a las mipymes del país.

Gabriel Molina, empresa Sostenible Cohep.

Por otra parte, solo un 28.8% de las microempresas afirmaron utilizar las medidas de alivio financiero promovidas por el Gobierno, pero cerca de seis de cada 10 medianas o grandes empresas han logrado acceder a dichas medidas.

Los beneficios más utilizados fueron la prórroga en la presentación de declaraciones, prórroga de pagos y aportaciones, alivios financieros, negociación de derechos laborales, descuentos fiscales y alivio laboral.

Otras acciones

El mipyme tiene problemas de acceso al crédito, de asistencia técnica y muchos otros más.

Francisco Fortín, gerente general de Confianza.

En busca de apoyar a sectores productivos como mipymes, agro, vivienda social y educación, en 2015 comenzó a funcionar la primera sociedad administradora de fondos de garantías recíprocas, Confianza, la cual ha venido a impulsar la inclusión financiera.

Este mecanismo tiene como objetivo facilitar el acceso al crédito otorgando avales y mejorar las condiciones de financiamiento de la empresa. Las garantías de Confianza son solicitadas a los intermediarios financieros.

“Hemos visto cómo personas que no tenían acceso al financiamiento, o sea que nunca habían podido tomar un crédito, pudieron por primera vez documentar un préstamo en una institución financiera”, expresó Francisco Fortín, gerente general de Confianza SA-FGR.

El Gobierno cuenta con financiamiento para apoyar a los emprendedores y Mipymes.

Luis Colindres, director de Senprende.

El ejecutivo explicó que, por lógica, en la primera operación de crédito, debido a que la institución financiera no conoce el comportamiento de pago del usuario, las empresas pueden recibir montos de préstamo pequeños y a tasas altas.

“Las mipymes son actividades muy dinámicas y los ciclos de los créditos son muy cortos. Entonces, esa persona saca su crédito y lo paga bien. Luego solicita un segundo crédito y, como ya lo conocen mejor, le prestan más y a mejor tasa, paga ese crédito, y así sucesivamente. Tenemos ejemplos de personas que han sacado cinco, seis y hasta siete créditos con las garantías”, agregó Fortín.

Durante 2020, Confianza SA-FGR respaldó 20,875 créditos en los sectores de mipymes, agro, vivienda social, café y pesca artesanal, los cuales significaron un desembolso de 2,356 millones de lempiras.

Un 78% de las empresas han implementado cambios en su modelo de negocios al hacer alianzas con otras compañías como estrategia ante la crisis.

Sin embargo, el año pasado estaba previsto colocar más de 50 mil créditos con garantías recíprocas, metas que no lograron alcanzarse debido al covid-19 y por los desastres Eta y Iota.

A pesar de ello, Fortín destacó que el monto colocado representó un buen aporte a la economía nacional, al tiempo que en un año tan complejo e incierto sobresalió la resilienncia de las empresas de todos los sectores por adaptarse a la nueva normalidad.

“Hay algo que reconocer, y es que la actividad mipyme está básicamente descansando en el comercio. Casi no hay transformación ni producción. Hay un segmento de alimentos, pero no es fuerte, y es por lo mismo, porque para entrar en empresas de transformación se necesitan hacer inversiones en activos fijos y contar con personal capacitado, las cuales son dos condiciones que se van obteniendo en la medida la persona va teniendo crédito”, dijo Fortín.

kb-mipymes5-171220(800x600)
El año pasado marcó cambios abruptos en la forma en cómo las personas perciben el mundo, por lo cual se abrió un abanico de oportunidades potenciales de negocios para atender las nuevas necesidades. Los emprendedores requieren mano de obra y capital para ser competentes ante ello.

Por otra parte, el Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi) desembolsó 1,102 millones de lempiras de su banca de segundo piso para el sector mipyme en 2020.

“El Gobierno está haciendo todo un esfuerzo por generar una inversión que permita reactivar la economía, queremos que las empresas regresen a la dinámica de trabajo que tenían antes de la pandemia”, dijo Luis Colindres, titular del Servicio Nacional de Emprendimiento y Pequeños Negocios (Senprende).

El funcionario aseguró que el Estado estará invirtiendo alrededor de 7,000 millones de lempiras para “recuperar la economía”, lo cual describió que será un proceso que requerirá tiempo, pero para lo cual el Gobierno redoblará esfuerzos.

jg-pandemiaMipymes-150121(800x600)
La Prensa