CNA cuestiona a Invest-H por falta de resultados en funcionamiento de hospitales móviles

La Junta Interventora de Invest-H finaliza su mandato el próximo 24 de enero.

Honduras pagó 48 millones de dólares por siete hospitales móviles para la atención de la emergencia sanitaria por el covid-19, pero solo uno funciona hasta el momento.
Honduras pagó 48 millones de dólares por siete hospitales móviles para la atención de la emergencia sanitaria por el covid-19, pero solo uno funciona hasta el momento.

Tegucigalpa, Honduras

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), mediante un pronunciamiento el pasado martes, cuestionó fuertemente a la Junta Interventora de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) ante la falta de resultados y retrasos en la operatividad de los hospitales móviles.

El organismo anticorrupción señaló que la Junta Interventora de Invest-H, cuyo mandato es de 180 días, "ha sido incapaz de presentar un informe parcial de la prometida auditoría a la compra de los hospitales móviles".

Manifestó que los atrasos injustificables en la instalación de los centros de atención médica y el no funcionamiento de los mismos fueron avalados por los interventores de Invest-H, provocando una crisis adicional a la que ya se vive.

Lea: Honduras registra 3,181 muertes y 123,623 contagios por covid-19

"Invest-H prometió que los hospitales móviles estarían instalados en semanas, e incluso algunos en solo días, no obstante el retraso en los arribos de los contenedores fue de 37,126 y 170 días en cada llegada a Puerto Cortés y durante ese período se registraron 2,869 muertes por covid-19 en el país", cita el pronunciamiento.

En ese sentido, apuntó que los funcionarios que están al frente de Invest-H no han realizado los reclamos necesarios al proveedor por el equipo en mal estado que el Ministerio Público y otros organismos han descubierto en inspecciones.

Finalmente, el CNA lamentó que "ante estos hechos, y transcurridos 11 meses del inicio de la crisis sanitaria, resulte inaudito que la Fiscalía hondureña siga con el mismo nivel de displicencia en el caso de las investigaciones y dilatando la presentación de más requerimientos fiscales".

Honduras compró por 48 millones de dólares siete hospitales móviles para la atención de la emergencia sanitaria por el covid-19, pero hasta la fecha, apenas uno funciona en San Pedro Sula y los seis restantes todavía siguen en proceso de instalación.

La Prensa