La OMS resalta que la infección por VIH se ha convertido en un problema crónico que permite a las personas que viven con el virus llevar una vida larga y saludable.
La OMS resalta que la infección por VIH se ha convertido en un problema crónico que permite a las personas que viven con el virus llevar una vida larga y saludable.

Diez personas con VIH se diagnostican cada mes en el Rivas

Por el covid-19 ha disminuido la cifra de personas que se hacen la prueba gratuita.

San Pedro Sula.

En la decáda de los 80, el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) se convirtió en una epidemia de pánico. De la enfermedad del siglo, como se le denominaba en esa época, hoy ya nadie habla de ella, relegada por el coronavirus y el dengue.

Sin embargo, las estadísticas siguen en aumento. En el Mario Rivas cada mes se diagnostican a 10 personas con esta enfermedad. En la actualidad, en Honduras hay 38,572 infectados, de los que 21,210 son hombres y 17,362 son mujeres.

Según datos de Onusida, hasta la fecha y a nivel mundial por esta enfermedad han fallecido más de 32 millones de personas.

“Si bien es cierto el tema del momento es el covid-19, debido a la actual pandemia que estamos viviendo, y el dengue, que es una situación de salud que hemos tenido a lo largo de los años. El tema del VIH pareciera que se hubiese invisibilizado, puesto que ha dejado de hablarse a nivel de los medios; sin embargo, las políticas de salud son claras y el tema de VIH sigue siendo prioridad para los Estados. Seguimos trabajando en el tema, aunque esto no se vea públicamente se siguen desarrollando los programas”, dice la doctora Karen Erazo, jefa del Servicio de Atención Integral.

Este año, en la conmemoración del día mundial, los datos han motivado a las principales organizaciones y sociedades médicas a animar a toda la población, con especial hincapié hacia las mujeres, a hacerse la prueba.

El vih en cifras
- El Día Mundial del Sida se conmemoró ayer 1 de diciembre. Según datos de Onusida, en 2019 hubo 1.7 millones de personas que contrajeron esta enfermedad en todo el mundo.
- Un estudio de GeSIDA constató que los médicos estimaron que hasta el 50% de sus pacientes tenían patologías neuropsiquiátricas, relacionadas con salud mental.

Aún no hay conciencia

Hay que tener en cuenta que el VIH es un virus de contagio lento, y el retraso en el diagnóstico implica también mayor mortalidad, peor calidad de vida para el paciente y un mayor costo sanitario. “Con la pandemia, las personas no se están haciendo las pruebas, pese a que el laboratorio sigue funcionando con normalidad y son gratuitas”, manifestó Erazo.

El VIH es una enfermedad que se puede prevenir con el uso adecuado de las prácticas sexuales, y los preservativos siguen siendo uno de los que más alcance pueden tener en la prevención del VIH. Hay gente renuente, a pesar de que estamos en pleno siglo 21; es cuestión cultural, y esto tiene mucho que ver con lo que son las creencias religiosas, otros con el tema de supremacía, de hombría y por falta de educación.

La experta comenta que durante mucho tiempo se dijo que el VIH tenía una cara femenina, pero en Honduras tenemos casos casi igual entre mujeres y hombres, con un leve aumento en los hombres.

“El VIH se presenta a cualquier edad: en el Mario Rivas tenemos 72 niños con tratamiento, hay unas 200 personas de la tercera edad que fueron diagnosticadas de jóvenes y otras estando en la tercera edad; pero con más frecuencia ocurre entre los 20 y 40”.

je-doctora Karen Erazo-0212(800x600)
"Se debe enseñar a prevenir esta enfermedad a los jóvenes desde el nivel secundario”: Karen Erazo,
doctora del Mario Rivas,

Sobre el tratamiento

La terapia antirretroviral es gratis y los servicios de atención integral se brindan en todo el país.

El estigma y la discriminación que sufren las personas con VIH es lo que hace que en un momento dado dejen de tomar la medicación porque les recuerda que tienen VIH y están discriminadas por ello.

Cabe destacar que gracias a los antirretrovirales se ha conseguido reducir la mortalidad y aumentar la supervivencia de las personas con infección por el VIH.

“Los antirretrovirales tienen efectos adversos como otros medicamentos, pero son contralar, es lo mejor que hay. Si una persona ha llevado un estilo de vida saludable haciendo ejercicios y comiendo saludable, su organismo no ataca tan fuerte el sistema inmunitario”, dijo Erazo.

Las personas cuyo recuento de cd4 están bajas y tienen VIH son las que más pueden tener afecciones, apariciones oportunistas, que son asociadas, toxoplasmosis, critococosis o tuberculosis, que va de la mano actualmente con el VIH. Actualmente cuando hay una persona con esta enfermedad descartamos que no tenga tuberculosis. También las neoplasias pueden estar íntimamente ligadas, una persona con VIH tiene dos veces más probabilidad de desarrollar un cáncer de linfoma, leucemia, de cérvix o de mama.

comentarios