Más de 43,000 clientes continúan sin energía eléctrica por las lluvias

La Enee trabaja para restablecer la línea de transmisión en el departamento de Yoro.

Personal trabaja en la reconexión de las líneas de distribución en Atlántida.
Personal trabaja en la reconexión de las líneas de distribución en Atlántida.

TEGUCIGALPA.

Las lluvias que dejaron las tormentas tropicales Eta y Iota provocaron severos daños en las líneas de transmisión y distribución eléctrica en varias zonas del país, lo que ha ocasionado que en los últimos días se reporten fallas del servicio en diferentes comunidades.

La Empresa Energía Honduras (EEH) reportó que hasta ayer había más de 5,000 clientes sin servicio de energía en algunas de zonas de Cortés, Santa Bárbara, Atlántida y Colón.

Más datos
La tormenta Eta mantiene sin energía eléctrica a 1,751 clientes de El Progreso, Morazán, Victoria, El Negrito, San Manuel, Puerto Cortés, Omoa, Choloma, Villanueva, Macuelizo, Chinda, Ilama, Nuevo Celilac, Petoa, San José de Colinas, San Nicólas, Trinidad; Gualaco, Catacamas y Juticalpa.

Eta y Iota ocasionaron caída de árboles sobre las líneas de distribución, la saturación de suelos y los deslizamientos de tierra causaron caídas de postes, líneas rotas y carreteras interrumpidas.

Debido a la dificultad de acceso y a las condiciones de terreno no aptas para trabajar, las cuadrillas no han logrado reparar los sistemas dañados.

Sin embargo, “a medida que las condiciones climáticas y de riesgo lo permiten, el personal operativo de EEH trabaja en las labores del restablecimiento del servicio de energía”, indicaron en un comunicado autoridades de la empresa.

El comunicado añade que persiste la interrupción de servicio solicitada por Copeco en la zona del bordo del río Ulúa con el fin de que los distintos cuerpos de socorro continúen con las labores de rescate a las personas damnificadas. Hay 86 clientes afectados en esa zona.

Transmisión

Los fuertes vientos que acompañaban a Iota dañaron la línea de transmisión L412 que transporta energía entre las subestaciones de Morazán y Yoro, situación que afectó al menos cuatro circuitos de distribución y mantiene sin el servicio a unos 38,000 abonados de esas zonas.

Hasta ayer, cuadrillas de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) trabajaban en la reparación de las líneas y con ayuda de los pobladores lograron instalar los postes que retendrán las líneas de transmisión. Aseguraron que los trabajos concluirán hoy para restablecer el servicio.

dz-energia-261120 (1)(800x600)
Las lluvias provocaron la caída de la línea de transmisión entre las subestaciones de Morazán y Yoro.
La Prensa