Con descargas, El Cajón quedará en niveles seguros de operatividad

Arriaga Yacamán considera que fue oportuna la decisión de la Junta Interventora de realizar descargas controladas en la represa.

The Central Hidroelectrica Francisco Morazn hydroelectric power plant, known as El Cajon Dam, in the municipality of Santa Cruz de Yojoa, departamento de Cortes, 180 km north of Tegucigalpa, starts lowering water levels of its reservoir on November 14, 2020 as a preventive measure ahead of the expected arrival of Tropical Storm Iota in the region. - The dam, operated by the state-owned Empresa Nacional de Energia Electrica (ENEE), is lowering the water level to prevent floodings in the Sula Valley when Tropical Storm Iota makes landfall. (Photo by Orlando SIERRA / AFP)
The Central Hidroelectrica Francisco Morazn hydroelectric power plant, known as El Cajon Dam, in the municipality of Santa Cruz de Yojoa, departamento de Cortes, 180 km north of Tegucigalpa, starts lowering water levels of its reservoir on November 14, 2020 as a preventive measure ahead of the expected arrival of Tropical Storm Iota in the region. - The dam, operated by the state-owned Empresa Nacional de Energia Electrica (ENEE), is lowering the water level to prevent floodings in the Sula Valley when Tropical Storm Iota makes landfall. (Photo by Orlando SIERRA / AFP) /

TEGUCIGALPA.

Eran necesarias las descargas en la represa hidroeléctrica Francisco Morazán conocida como El Cajón y hoy de acuerdo con el monitoreo y medición que se hace de los niveles, podría terminar ese proceso que inició el viernes a la 1:00 pm.

Según el informe oficial, el embalse logró soportar crecidas de hasta 400 millones de metros cúbicos de agua, por las lluvias generadas por la tormenta Iota; y de 3,800 metros cúbicos por segundo durante la depresión tropical Eta, niveles de agua que gracias a El Cajón no llegaron al valle de Sula.

El exgerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), Manuel Arriaga Yacamán, afirmó que la decisión de la Junta Interventora fue correcta.

“Fue oportuno, porque es la seguridad de la presa, hay que ver la operación de la central para que pueda continuar operando normalmente ya que es la que da estabilidad al sistema y necesitamos que El Cajón siga operando”, explicó.

Al nivel de 288.75 que alcanzó era el momento correcto para programar las descargas, según Arriaga. Señala que siempre y cuando sea de 300-400 metros cúbicos por segundo no causará ningún impacto en el valle de Sula.

Claves
1- Niveles deben bajar en la represa El Cajón Ante las descargas controladas se espera que el embalse baje a niveles seguros y estarían hoy finalizando las descargas.

2- Escenario crítico si superara los 290 metros Generaría que las turbinas de generación eléctrica se paren por protocolos de seguridad, y se dejaría de inyectar energía al sistema de energía nacional.

3- La represa El Cajón satisfacía hasta 2010 el 25% de la demanda nacional de energía, en la actualidad solo el 15%.

“El cauce del río Ulúa ha bajado un poco y ya tiene la capacidad para poder absorber las descargas mínimas, la última lectura indicó que definitivamente había que hacerlo”, apuntó.

Desde la construcción de la represa, El Cajón no llegaba a los niveles más extremos y por eso era obligatorio descargar las aguas que ayer eran monitoreadas, sobre todo, por las lluvias que han caído en las últimas horas en la zona norte.

Se informó ayer que la represa La Vegona ubicada aguas abajo de El Cajón, está en su punto máximo de retención de agua y también era vigilada.

“El monitoreo permanente se mantiene, aguas arriba y aguas abajo del embalse. Se observó que los afluentes de la central han disminuido considerablemente y esto permite operar las descargas sin ningún riesgo para la población del valle de Sula”, explicó Rolando Leán Bu, de la Comisión Interventora de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) .

En las descargas hay presencia de autoridades municipales de la zona, de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), la Comisión para el Control de Inundaciones en el valle de Sula, que vigilan la ejecución conjunta del plan preestablecido.

Hasta la mañana de ayer, la represa se encontraba a 288.80 metros sobre el nivel del mar.

La Prensa