Más de 175,000 personas de zonas vulnerables han sido evacuadas

Copeco decretó alerta roja en todo el país y evacuaciones obligatorias en 10 departamentos ante el impacto de Iota El fenómeno natural ingresará mañana al país.

TEGUCIGALPA.

Iota se sigue fortaleciendo a medida avanza hacia Centroamérica. Ayer por la noche, el huracán alcanzó categoría 2 en la escala Saffir Simpson, y de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes (NHC) se espera que traiga vientos potencialmente catastróficos, una marejada ciclónica amenazante a la vida y fuertes lluvias.

Para Honduras se espera que el fenómeno ingrese el martes por la tarde, al sur de Olancho, pero desde esta noche se comenzarán a sentir las lluvias.

Hasta la noche de ayer, el huracán se encontraba a unos 375 kilómetros al este-sureste del cabo de Gracias a Dios, con vientos sostenidos de hasta 165 kilómetros por hora y se desplazaba lentamente a 17 kilómetros por hora hacia el oeste, con dirección a la costa caribeña de Nicaragua.

Durante las próximas horas se espera un fortalecimiento rápido y se pronostica que Iota se convierta hoy en huracán peligroso categoría 4 al aproximarse a las costas de Nicaragua y Honduras, advirtió el NHC, con sede en Mimia, Florida.

A partir de los pronosticos de los modelos de predicción numérica, el fenómeno ingresará a Nicaragua hoy por la noche desplazándose durante el día por el norte del territorio nicaragüense, para luego ingresar el martes por la tarde a Honduras.

Efectos

Durante su paso por el territorio hondureño, Iota dejará grandes cantidades de lluvias que podrían ocasionar inundaciones repentinas en todo el país incrementando el riesgo de deslizamientos, esto debido a los altos niveles de saturación del suelo dejados por la tormenta tropical Eta.

Aunque se espera lluvia en todo el país, se prevé que las zonas centro, sur y oriente sean las más afectadas por el impacto. El Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de Copeco informó que las bandas asociadas del ciclón estaban produciendo lluvias en La Mosquitia desde ayer domingo y aumento en el oleaje este lunes por la mañana de 8 a 9 pies y de 10 a 12 pies en horas de la tarde de hoy desde el cabo de Gracias a Dios hasta Punta Castilla.

Ayer las autoridades de Copeco decretaron alerta roja en todo el país a partir de ayer domingo a las 12:00 m y de manera indefinida; además ordenaron evacuaciones obligatorias de la población que habita en zonas de alto riesgo de los departamentos de Gracias a Dios, Atlántida, Cortés, Colón, Yoro, Francisco Morazán, Olancho, El Paraíso, Valle y Choluteca, donde se prevé que el fenómeno golpeará con más fuerza.

La población del valle de Sula, que fue afectada la semana pasada por Eta, desde el viernes comenzó a evacuar sus viviendas.

Hasta el momento se han evacuado más de 175,000 personas de las zonas vulnerables. Las alcaldías mantienen activados los comités de emergencia ante el embate de Iota.

En el Distrito Central, las autoridades activaron alerta roja por inundaciones para las colonias aledañas a los ríos y quebradas de la ciudad, así como para los barrios y colonias que son vulnerables a deslizamientos.

LC iota 161120(800x600)

Seguirán descargas en El Cajón

TEGUCIGALPA. Las descargas controladas en la represa hidroeléctrica Francisco Morazán continuarán en los próximos días para reducir el nivel del embalse y mitigar el impacto de las lluvias provocadas por Iota. El sábado, las autoridades de la Enee decidieron abrir las compuertas del embalse que había sobrepasado los 285.85 metros sobre el nivel del mar y así evitar daños por las próximas lluvias. Hasta ayer, el embalse había bajado entre 30 y 35 centímetros.

“Es poco, por eso decimos que seguiremos con las descargas controladas; mañana (hoy) que tengamos el monitoreo aguas abajo, vamos a decidir si hay que aumentar la descarga de manera controlada siempre, pero la idea es estar listo para la llegada de Iota”, dijo Rolando Leán, comisionado de la junta interventora de la Enee.

La Prensa