Hondureños se suben al bus que recorre EUA para que siga el TPS

Cuatro catrachos van en el grupo de beneficiarios del estatus que recorrerá 54 ciudades.

Han viajado por cinco ciudades, adonde la comunidad con TPS los recibe.
Han viajado por cinco ciudades, adonde la comunidad con TPS los recibe.

Tegucigalpa, Honduras.

Por el fallo de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito a favor del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para que cancele el programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), los beneficiarios de este programa de El Salvador, Nicaragua, Nepal y Haití idearon recorrer 54 ciudades en el llamado Bus de La Libertad.

En la unidad viajan cuatro hondureños junto a salvadoreños y nicaragüenses, todos con un solo propósito: buscar apoyo político para proteger a los que cuentan con el beneficio del TPS.

El 21 de septiembre partieron de Los Ángeles, California.

“Es una lucha para exigir acciones que protejan a esta comunidad migrante. Me uní al recorrido, pero estamos luchando desde hace 20 años y vamos a llegar hasta el final. Tenemos que protegernos y ayudar a todos”, explicó Lurvin Lizardo, hondureña.

Recorrido

El bus, que va pintado con imágenes de inmigrantes, ayer estaba en Portland. De ahí saldrá hoy rumbo a Utah, como parte de un recorrido que terminará el 9 de noviembre en Washington, DC.

Pero en el bus no solo viajan adscritos al TPS, sino también residentes permanentes, así como activistas de la Alianza Nacional por el TPS, la Red Nacional de Jornaleros (Ndlon) y el Centro de Recursos Centroamericanos (Carecen).

xo-tps4-250920(800x600)
Han viajado por cinco ciudades, adonde la comunidad con TPS los recibe. Hacen plantones, visitan autoridades e informan de acciones para que se reconsidere y no se cancele el beneficio del TPS.

“No hemos recibido respuestas de la Embajada de Honduras en Washington donde nos informen las acciones que se seguirán para luchar por este beneficio. Estamos a la deriva luchando solos, y no es buena esta lectura porque de cada migrante hay 10 hondureños que dependen de él, y por lo tanto deben tomar acciones en favor de la comunidad hondureña”, dijo Juan Flores, presidente de la Fundación 15 de Septiembre. La desaparición del programa pone en riesgo a dos de sus hijos, de 24 y 27 años, quienes están amparados.

Hacen lobby

El canciller de Honduras, Lisandro Rosales, dijo a LA PRENSA que como Gobierno continúan haciendo los cabildeos necesarios a nivel de las instituciones vinculadas con el tema en Estados Unidos.

“Me reuní con el secretario de Seguridad Nacional, Chad Wolf, para hablar del tema. También a nivel del Congreso estadounidense bajo el entendido de que un cambio en la política migratoria de Estados Unidos es una decisión soberana en la que no podemos intervenir directamente, sino plantear los beneficios que tiene para Honduras y la región”, explicó Rosales.

Las alianzas y gestiones con organizaciones y grupos de abogados que asesoran a hondureños es parte de la agenda para encontrar las salidas posibles y mantener la permanencia. “Abrigamos la esperanza que el TPS se extienda, pero es una decisión soberana de una corte estadounidense; nuestra obligación es continuar trabajando para construir una nación con oportunidades para nuestros compatriotas”, afirmó.

La Prensa