Bares de Tegucigalpa piden se les permita reiniciar operaciones

Están a punto de declararse en quiebra, confirmó Alberto Montoya, presidente de la Asociación de Bares de Tegucigalpa y Comayagüela.

Los bares llevan seis meses sin trabajar. Foto de archivo.
Los bares llevan seis meses sin trabajar. Foto de archivo. /

Tegucigalpa, Honduras

Los dueños de 104 bares de Tegucigalpa y Comayagüela piden a las autoridades del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) se les permita reiniciar operaciones para mitigar el impacto económico que ha sufrido por el COVID-19.

Desde hace dos meses presentaron un protocolo de bioseguridad, dice Alberto Montoya, presidente de la Asociación de Bares de Tegucigalpa y Comayagüela.

Montoya también aseguró que han adoptado los protocolos de bioseguridad para reiniciar operaciones.

Desde el lunes anterior el Sinager autorizó la circulación de dos dígitos diarios, de acuerdo a la terminación del número de identidad de cada persona.

Se espera que la próxima semana se dé luz verde para pasar a la siguiente fase de reapertura económica.

Montoya expresó que “son seis meses sin trabajar, sobre siete meses de estar pagando alquiler de locales, pagando energía y estamos casi en quiebra”.

Medidas de bioseguridad

“Queremos reunirnos con ellos, nombrar una comisión para que nos tomen en cuanta porque a los grandes restaurantes ya se les dio el permiso”, manifestó.

“Somos los que estamos organizados, a nivel nacional aún no tenemos un dato exacto de cuántos bares hay”, expresó.

Agregó que están dispuestos a cumplir con las directrices del Sinager, mover mesas, no permitir a tantas personas en el establecimiento, que las personas vayan con su mascarilla, proporcionar desinfección de manos.

“Eso no requiere de mucha ciencia y la población debe de tener conciencia de que hay que estar preparados para el cambio”, finalizó.

La Prensa