Habrá más de 200,000 empleados suspendidos en Honduras

Pese a la reapertura, muchas empresas están anunciando el cierre de sus operaciones y otras continúan ampliando las suspensiones. 30% de los asalariados han sido afectados.

Los ciudadanos salen a hacer sus compras con las medidas de bioseguridad.  EFE / Gustavo Amador<br/>
Los ciudadanos salen a hacer sus compras con las medidas de bioseguridad. EFE / Gustavo Amador

TEGUCIGALPA.

La crisis laboral continúa en Honduras a pesar de la reapertura de la economía, según indican los reportes de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social.

Hasta la fecha, un poco más de 126,000 empleados fueron suspendidos y recibieron el aporte solidario de seis mil lempiras mensuales hasta por tres meses. Otros cuatro mil fueron suspendidos, pero sin gozar del aporte.

“Esto probablemente vaya a ir subiendo. Calculamos que en septiembre sabremos a ciencia cierta cuántos empleados fueron suspendidos y cuántos incluso pudieran tener una terminación del contrato de trabajo”, comentó Carlos Madero, titular de Trabajo.

Madero refiere que algunos se irán reincorporando con la reapertura. “Estimamos que el total de los suspendidos va a rondar un poco más de los 200,000, esto estará pendiente de verificarse hasta mediados de septiembre”, precisó el funcionario, quien a inicios de abril proyectó que la cifra de trabajadores afectados podría alcanzar los 450,000.

No obstante, autoridades del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) han reiterado que debido a la paralización de labores generada por la crisis del covid-19 fueron unos 500,000 trabajadores los afectados, tanto por despidos como las suspensiones solo en las empresas formales.

Significa que el 30% de los asalariados de la empresa privada, adonde laboran 1.5 millones personas, han dejado de obtener su ingreso durante esta emergencia. La cifra de desempleo se eleva si se toma en cuenta el sector informal de la microempresa que ha dejado de operar, en la que labora cerca de un millón de hondureños.

La recuperación

El sector empresarial espera que se pueda recuperar la mitad de los empleos que se han perdido, es decir, que al menos los más de 200,000 suspendidos puedan reintegrarse a sus puestos de trabajo.

Sin embargo, la recuperación depende del avance de las fases de la reaperturañ de lo contrario, si se vuelve a cerrar la economía por un aumento de casos de coronavirus, los despidos aumentarán.

450,000
empleados han estimado las autoridades que afectará el impacto de las medidas tomadas para frenar la pandemia del coronavirus.

En ese caso, argumentan que la mayoría de las empresas no tendrá más opción que cerrar por los costos, impuestos y demás obligaciones. La reapertura se mantiene en la fase 1, donde las empresas solo pueden reincorporar el 20% de su personal en la denominada Región 3 (incluye San Pedro Sula y Distrito Central), en la Región 2 el 40% y en la Región 1 el 60%.

El secretario de Trabajo dijo que se analizará el comportamiento de la pandemia para determinar si se avanza a la siguiente fase en la próxima semana.

Todos los sectores económicos han salido afectados por la crisis, pero en particular la pequeña y mediana empresa del país a causa de las medidas para bajar los contagios de covid-19.

La Prensa