Usaid entrega a Salud 160 ventiladores para atender a pacientes con covid-19

Personal de salud es capacitado para el correcto manejo de los aparatos que serán distribuidos en hospitales.

Un funcionario de Usaid manipula uno de los aparatos de alta gama entregados ayer.
Un funcionario de Usaid manipula uno de los aparatos de alta gama entregados ayer.

TEGUCIGALPA.

Estados Unidos continúa apoyando a Honduras en la lucha contra el covid-19.

Ayer, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) donó otros 160 ventiladores para apoyar la respuesta ante la crisis causada por la enfermedad.

A través de un comunicado de prensa, la embajada del país norteamericano señala que “estos ventiladores, fabricados en Estados Unidos, son equipos médicos altamente especializados y parte esencial del manejo de pacientes en cuidados intensivos para ayudarles a respirar mientras luchan contra el virus.

Además, Usaid ya está dando entrenamiento profesional necesario para el uso adecuado de los 210 ventiladores donados hasta la fecha”.

Usaid, que tiene presencia en el país desde hace 60 años, ha contribuido en la reducción de la pobreza y la creación de oportunidades para los hondureños a través de programas de salud, educación, crecimiento económico sostenible y otras áreas.

El escrito también señala que la Usaid también está financiando la construcción de laboratorios de virología en Cortés, La Ceiba y Copán para expandir la capacidad de aplicar pruebas de covid-19 y aislar a tiempo a las personas contagiadas.

La cooperación de Usaid también se extiende al plano educativo.

A través de la Secretaría de Educación se beneficia a unos 1.6 millones de estudiantes a nivel nacional con recursos para su educación a distancia. Además han colaborado en el desarrollo e implementación de protocolos de bioseguridad para que empresas esenciales puedan funcionar sin arriesgar la salud de sus empleados o clientes.

“Por más de medio siglo, Estados Unidos ha sido el mayor contribuyente a la seguridad sanitaria mundial y la asistencia humanitaria. Estos ventiladores son un ejemplo del espíritu de solidaridad estadounidense mientras se lucha contra el covid-19 junto con nuestros países hermanos alrededor del mundo”.

La Prensa