Empresarios de Atlántida y Colón lamentan regreso a fase 0

Directivos de la Cámara de Comercio aseguran que con el cierre de negocios, la microempresa está a un paso de desaparecer.

Luego de regresar a la fase cero, el centro de La Ceiba se vio desolado ayer.
Luego de regresar a la fase cero, el centro de La Ceiba se vio desolado ayer.

LA CEIBA.

Con el regreso a la fase cero de la reapertura gradual, la microempresa está a punto de desaparecer, advierten directivos de la Cámara de Comercio e Industrias de Atlántida.

El Sistema Nacional en Gestión de Riesgos (Sinager) determinó retroceder a la fase cero los departamentos de Atlántida, Colón, Comayagua, Santa Bárbara, Lempira, Olancho y Choluteca debido a la alta incidencia de casos de coronavirus.

Los empresarios del litoral atlántico sugerían ser más enérgicos con los dueños de los establecimientos para que cumplieran con las medidas de bioseguridad antes que un cierre.

300
negocios que habían invertido en equipo e insumos para la reapertura inteligente tuvieron que volver a cerrar.

“Pedíamos que se ordenara a través de la Policía y que se capacitara a aquellos dueños de negocios que estaban incumpliendo y se multara o los cerraran. En vez de un cierre le estábamos apuntando a que fueran obligados a cumplir”, dijo a LA PRENSA Raúl Ponce, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Atlántida.

“Con este paso a la fase cero, el golpeado económicamente será el microempresario. Aquellas personas que mueven su negocio con préstamos. La pequeña y mediana empresa está a un paso de desaparecer, y recordemos que el 72% de los empleos de Atlántida son generados por estos pequeños negocios”, agregó Ponce.

Igual posición tiene la Cámara de Comercio de Tocoa, Colón.

2,000
millones de lempiras en pérdidas se estiman de impacto en la economía del litoral atlántico producto de la pandemia.

“Consideramos que cerrar el núcleo del comercio de Colón no tiene sentido si no hay control en la zona rural, y en los barrios y colonias no sirve de nada. Hay que controlar las pulperías y las cuarterías. La gente hace reuniones, sale a todos lados y nadie los controla. No vamos a remediar nada si no se controlan otros sectores”, manifestó Saúl Alemán, presidente de la Cámara de Comercio de Tocoa.

En La Ceiba fueron muchos los establecimientos, como restaurantes, tiendas y negocios de servicio, que no acataron la ordenanza de cierre. Esto llevó a la Policía y a Justicia Municipal a operativos de cierre de los mismos.

Hasta la tarde de ayer, el departamento de Atlántida reportaba más de 1,112 casos positivos de coronavirus y 45 ingresados en el hospital Atlántida.

Mientras que el departamento de Colón suman más de 300 contagiados.

La Prensa