Polvo del Sahara continuará en Honduras la próxima semana  

Los expertos alertan a los hondureños a mantener las medidas de prevención.

El polvo del Sahara arrastra bacterias, virus, agentes patógenos y químicos que afectan la salud de la población.
El polvo del Sahara arrastra bacterias, virus, agentes patógenos y químicos que afectan la salud de la población.

Tegucigalpa, Honduras.

El Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) informó este viernes que el remanente del polvo del Sahara continuará la próxima semana, por lo que llaman a la población a seguir tomando las medidas necesarias.

"La nube de polvo que ingresó estará saliendo del país a partir de mañana sábado, sin embargo, siempre se observarán los remanentes de las partículas del polvo la próxima semana, aunque no serán tan perceptibles como esta semana", dijo a medios de comunicación Francisco Argeñal Pinto de Cenaos.

Por lo que es necesario que los ciudadanos tomen las medidas de prevención utilizando mascarillas y lentes protectores. Tampoco olvide cubrir los alimentos.

Además lea: Positivos de COVID-19 entre los más afectados por polvo del Sahara

Según los expertos este fenómeno arrastra bacterias, virus, agentes patógenos y químicos que afectan la salud de la población.

Lo anterior produce enfermedades respiratorias, irritaciones en la vista y alergias en la piel. Las personas más afectadas son aquellas que padecen asma bronquial, bronquitis crónica, adultos mayores, mujeres embarazadas y niños.

Los pacientes de COVID-19 deben tener aún más cuidado con su salud para evitar empeorar.

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) explicó que la concentración de polvo podría producir un cambio de color del aire, volviéndolo más oscuro, también las partículas de polvo reducirán las condiciones para formación de nubes y precipitaciones.

El Polvo del Sahara viaja al menos 10 mil kilométros para llegar a América, por lo general se mantiene a 9 mil metros de altura pero la nube tiende a bajar en algunos casos.

La Prensa