Exigen pago y equipo de bioseguridad para médicos hondureños en servicio social

La diputada del partido Libre, Patricia Murillo, presentó una moción exhortativa ante la Comisión de Salud del CN

Patricia Murillo diputada por el Partido Libertad y Refundación (Libre).
Patricia Murillo diputada por el Partido Libertad y Refundación (Libre).

San Pedro Sula, Honduras.

La diputada del Partido Libertad y Refundación (Libre), Patricia Murillo, presentó en la sesión virtual del Congreso Nacional (CN) del jueves una moción exhortativa al diputado Denis Castro Bobadilla, presidente de la Comisión de Salud, para que se investiguen la carencia de equipo de bioseguridad en los centros de salud del interior del país, entre otros temas de salud.

"Solicitamos que se investigue ante la Secretaría de Salud (Sesal) por qué no se ha provisto del equipo de bioseguridad a los 118 médicos en servicio social, distribuidos en todo el territorio nacional, para enfrentar la pandemia del COVID-19", dijo Murillo.

LEA: Medios digitales de Honduras deberán organizarse para transmitir clases durante crisis por COVID-19

Igualmente, la diputada solicitó que a través de la Comisión de Salud que se exija, cuanto antes, el pago de los 162 galenos de la última generación que ingresaron a hacer el servicio social. "Desde el mes de febrero, hasta la fecha no les han pagado a estos profesionales de la salud el salario de 7,000 lempiras que deben recibir", agregó.

Además lea: "No me avergüenzo de tener COVID-19": médico hondureño interno en el IHSS

La diputada añadió, que estos jóvenes están siendo víctimas de represión por parte de los encargados de algunos centros de salud. "Muchos han regresado a sus casas, ya que no les proporcionan las medidas de protección necesarias para trabajar durante la crisis por coronavirus; sin embargo, están siendo presionados para que retornen".

- Exigen tratamiento para pacientes renales -

Murillo también solicitó a la comisión que interponga un oficio ante el Ministerio de Salud, para que los pacientes renales reciban el tratamiento correspondiente en Diálisis de Honduras.

"Hay 25 enfermos renales que se contagiaron de COVID-19 y que no han podido recibir su tratamiento en Diálisis de Honduras, pues los remiten al hospital Mario Catarino Rivas en donde quedan expuestos a reinfectarse por la gran cantidad de pacientes que llegan a este centro asistencial", explicó la diputada.

En el CN se han aprobado millonarias sumas de dinero para que todo el personal que trabaja en los hospitales cuente con el equipo de bioseguridad necesario, concluyó la diputada de Libre.

La Prensa