La Unah presentará propuesta para reactivar la actividad económica

El documento fue elaborado por un grupo de especialistas de diferentes áreas de la Unah. Establecen las medidas para que hondureños regresen a sus actividades laborales.

Desde que inició la emergencia por el COVID-19 en el país, la actividad económica se paralizó. Foto: La Prensa.
Desde que inició la emergencia por el COVID-19 en el país, la actividad económica se paralizó. Foto: La Prensa.

TEGUCIGALPA.

La Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) elaboró una propuesta para la reactivación de los sectores del país durante la pandemia de COVID-19.

El documento denominado Una propuesta integral para el desarrollo de Honduras frente a la pandemia covid-19 fue creado por un grupo de especialistas de diferentes áreas de la Unah y en él se analizaron aspectos económicos, de salud, de seguridad alimentaria, entre otros, con el propósito de que permita afrontar de manera efectiva los efectos de la pandemia en el país y la reactivación de los sectores.

El vicerrector Julio Raudales aseguró que se está trabajando en el documento y será presentado entre hoy o mañana.

La propuesta está conformada por cuatro elementos para volver a una “nueva normalidad”.

80%
disminuyeron las ventas en el Valle de Sula y el Distrito Central durante los primeros 15 días de la crisis.

Esos elementos son mejora en la gobernanza y cohesión social; cuidado de la salud y atención integral a las víctimas de la pandemia; seguridad alimentaria y nutricional, en especial a los habitantes del corredor seco y a las familias en extrema pobreza, y el cuarto elemento es la reactivación económica, integración del mercado laboral y mejora en las condiciones para la inversión. La propuesta también advierte sobre el riesgo que tendría una reactivación temprana de los sectores.

En cuanto a la reactivación, plantea cómo debe ser la reincorporación de la población a la actividad económica, la cual indica que debe realizarse tomando en cuenta la evolución del virus en el país, “para lo cual se recomienda considerar el número de personas positivas en cada departamento, estratificar la epidemia por departamento y así determinar el reintegro gradual de las personas a la actividad laboral”.

150,000
empleados suspendidos. Los sectores que han sido mayormente afectados son el turismo y el comercio.

El doctor e investigador Marco Tulio Medina indicó que en el país hay áreas que están menos afectadas por el virus, otras están intermedias y otras son de alto riesgo, por lo que el manejo de la epidemia debe hacerse a nivel municipal. Tal es el caso de Islas de la Bahía, departamento que hasta la fecha no registra ningún caso, allí las autoridades establecieron reabrir algunos comercios, siempre y cuando cuenten con las medidas sanitarias necesarias.

Medina manifestó que en este momento, dado el acceso paulatino de la curva, no se puede reabrir totalmente la economía, por lo que el proceso se hará por etapas, y así subsecuentemente hasta ir abriéndola en función de la curva.

“Ese es uno de los criterios que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha planteado; una vez que veamos que la curva empiece a tener una reducción se hará, lo cual tendría que ocurrir en las siguientes semanas”, manifestó.Para el investigador, reabrir la economía es crucial para la seguridad alimentaria de la población, pues de no hacerlo habrá un problema de hambruna.

Trabajadores

La propuesta detalla que para que un empleado pueda regresar a sus actividades laborales se debe hacer una evaluación médica y pruebas rápidas, luego dividir a las personas en dos grupos con base en los factores de riesgo; es decir, personas sin riesgo y/o personas con riesgo de contraer enfermedad grave o severa.

dz-informeunah2(800x600)
“Será consensuada con otros sectores, como el COHEP, gobierno, sociedad civil y otros”:Marco Tulio Medina, investigador de la Unah

“Las personas que después de la valoración médica se consideren dentro del grupo de personas sin riesgo se recomienda la incorporación a la actividad laboral y debe realizarse la prueba cada 7 días, y para las personas que se clasifiquen dentro del grupo de personas con riesgo se recomienda se reintegren a la actividad laboral paulatinamente, valorando la evolución de la epidemia en el país. Para ambos grupos se recomienda continuar con la vigilancia clínica, epidemiológica y repetirse la prueba cada 7 días”, establece la propuesta.

El reintegro a las actividades laborales tiene que ser bajo estrictas condiciones de bioseguridad.

El riesgo de reabrir los sectores de manera rápida y sin las condiciones podría provocar un rebrote del virus en el país, lo que implica, según el documento, un aumento de los casos, la imposibilidad de continuar con la reactivación de la economía, una posible debilitación del sistema de salud, la cual diezmaría la capacidad de resistencia de los médicos y demás personal. Es por eso necesario hacer más pruebas para detectar el virus, recomienda la propuesta.

3 claves de la propuesta: El documento elaborado por especialistas plantea algunas acciones a implementar durante la crisis del COVID-19

1

Más pruebas

“Es de suma importancia que la autoridad estatal intensifique la vigilancia epidemiológica a través de pruebas serológicas rápidas validadas, garantizando el derecho que tienen todos los hondureños a que se les practiquen las mismas antes de incorporarse a sus labores”.

2

bioseguridad

“Es indispensable mejorar la regulación económica de las empresas productoras, importadoras y distribuidoras de equipo de bioseguridad de manera que se garantice el abastecimiento para trabajadores, consumidores y personal de salud”.

3

Alimentación

“Se requiere asegurar la disponibilidad de alimentos para toda la población, en especial la más vulnerable, mediante incentivos a la producción, acceso al crédito agrícola, evitando el contrabando de alimentos y asegurando una distribución eficiente y equitativa”.

La Prensa