Presidentes de Centromérica impulsan plan de contingencia regional

Guatemala confirmó su primer caso, un hombre que llegó de Italia

El mecanismo acordado por los mandatarios está orientado a complementar los esfuerzos de cada país.
El mecanismo acordado por los mandatarios está orientado a complementar los esfuerzos de cada país. /

Tegucigalpa, Honduras.

Guatemala, a través de su presidente Alejandro Giammattei, confirmó ayer el primer caso de COVID-19 en su país, quien dio la noticia en un evento público tras recibirla por llamada telefónica.

“Perdonen, debo principiar por anunciar algo que no es esto. Es la llamada que jamás hubiera querido recibir. Es oficial la entrada del coronavirus en Guatemala. Tenemos el primer caso”, anunció el mandatario.

La persona afectada es un guatemalteco que llegó desde el norte de Italia y fue trasladado al hospital en Villa Nueva, habilitado para la emergencia. El hombre llegó junto con dos familiares y cinco salvadoreños que fueron enviados a su respectivo país en un vuelo de Aeroméxico.

LEA: Secretaría de Salud vigila a 15 sospechosos

Giammattei indicó que “lo bueno es que entró, lo llevamos directamente al hospital y está ya en tratamiento en el hospital”.

Acciones.

Con la confirmación, ya son cuatro países de la región Sica que reportan casos: Panamá, 36 infectados y un fallecido, Costa Rica suma 26, República Dominicana contabiliza 5 y Honduras confirmó 3 casos.

Jefes de Estado y de Gobierno de los países integrantes del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica) acordaron el Plan de Contingencia Regional, orientado a complementar los esfuerzos nacionales para prevenir, contener y tratar el COVID-19 y otras enfermedades de rápida propagación.

Durante una reunión virtual extraordinaria, con la excepción de El Salvador, los presidentes de Honduras, Costa Rica, Guatemala, Nicaragua, Panamá, República Dominicana y Belice analizaron la situación de la región ante el COVID-19 y la necesidad de ejecutar acciones conjuntas.

Los mandatarios, en compañía de sus secretarios de Salud y Cancillería, propusieron acciones conjuntas y coordinadas para hacer frente a la amenaza del coronavirus no solo en temas sanitarios y de salud, sino también en el impacto económico que ya está generando a diversos sectores del istmo.

Algunas de las medidas ya están contenidas en la declaración adoptada en la reunión virtual, pero serán desarrolladas en el plan de contingencia regional, entre ellos, la negociación conjunta en la compra de medicamentos y dispositivos médicos.

La Prensa