Coronavirus: El lunes habilitan hospital para atender a posibles infectados

Invierten $210,000 para habilitar en Roatán un área con capacidad para 20 camillas y Unidad de Cuidados Intensivos Las clínicas móviles funcionarán en Toncontín y el Villeda.

Parecido a este hospital móvil será el que instalarán en la isla de Roatán.
Parecido a este hospital móvil será el que instalarán en la isla de Roatán.

TEGUCIGALPA.

Honduras sigue con los preparativos para una eventual llegada del coronavirus. La próxima semana estará habilitado un hospital móvil en Roatán, Islas de la Bahía, para atender los posibles casos.

El hospital que será llamado Centro de Atención de Emergencias Respiratorias (CAER) fue comprado a la empresa estadounidense Deployed Logix (DLX), la que se encarga de fabricar sistemas de refugio de emergencia a un costo de $210,000 (L5.2 millones), informó a LA PRENSA Gabriel Rubí, titular de Copeco.

El hospital tendrá capacidad para atender a 20 personas. Una área de triage para evaluar a los posibles casos, una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con cuatro camas y el área para los pacientes enfermos de la tercera edad, niños y adultos. Tendrá sistema de ventilación y material aislante para evitar la propagación del virus.

“Es un hospital como los que utiliza el ejército en tiempos de guerra. Debe estar habilitado a partir del lunes o martes (de la próxima semana), si para el 20 de marzo no esta aquí, la empresa deberá pagar una multa”, especificó Rubí.

Datos
1-El presidente Hernández recordó a la población las medidas de prevención que deben tener para evitar el contagio como el lavado de manos y evitar el contacto con personas sintomáticas.

2-En Choluteca, las autoridades de la Región Sanitaria y del Hospital General del Sur están sumando esfuerzos para establecer protocolos de atención para pacientes que puedan contagiarse de coronavirus.

3-Las autoridades de Salud se reunieron con expertos para tomar medidas ante un posible ingreso del COVID-19

Al inicio asignarán tres doctores, seis enfermeras, personal para hacer exámenes médicos y aseadoras, los que atenderán las 24 horas. El personal aumentará dependiendo de la emergencia y los casos que ingresen.

El centro estará ubicado en una zona aislada en medio de la isla y se instalará allí debido a la cantidad de turistas que ingresan por esa zona y por la falta de instalaciones físicas adecuadas.

Aunque en el país aún no se registra ningún caso sospechoso de COVID-19, las autoridades se preparan para hacerle frente al virus que ya deja 3,116 muertos en varios países.

Además del hospital móvil, Rubí informó que se habilitarán cuatro clínicas en los aeropuertos de San Pedro Sula y Tegucigalpa y otras zonas de las mismas ciudades para la atención inmediata a personas provenientes de países donde está el virus y que lleguen con los síntomas de la enfermedad.

La compra inicial del hospital y las clínicas es de $250,000 (más de L6 millones), explicó Rubí.

“Esta es etapa de prevención, hay que saber que en el país no hay ningún caso, pero nos estamos preparando ante cualquier emergencia”, recalcó.

La compra se hizo con el fondo de emergencia de L110 millones que el Gobierno aprobó el 10 de febrero para el combate del dengue y el coronavirus y que es manejado por Copeco.

Una vez termine la emergencia por el COVID-19, el hospital móvil podría ser utilizado en varios puntos del país para dar atención a la población que la requiera ante una emergencia natural que se llegue a dar.

Acciones

El presidente Juan Orlando Hernández, en conferencia de prensa, manifestó ayer que “tenemos que unirnos todos para enfrentar el coronavirus”. Solicitó a la empresa privada apoyar con la fabricación de mascarillas y gel desinfectante para entregar a las escuelas, colegios, universidades y centros de trabajo. Advirtió sobre el impacto económico por la propagación de este virus, “en el caso de Honduras, la economía es muy abierta y va a tener su alto impacto”.

Agregó que el Banco Central de Honduras (BCH) emitirá un primer informe de análisis del impacto económico que podría causar la enfermedad en el país.

En los aeropuertos y otros puntos de ingresos y salidas del país ya se toman acciones para evitar el contagio si se llega a presentar el virus en el país. Desde ayer, la Secretaría de

Trabajo ordenó a los empleadores y trabajadores en los aeropuertos, puertos y aduanas del país adoptar un protocolo de seguridad e higiene para reducir el impacto de la enfermedad. El protocolo establece el uso de mascarillas, guantes de látex y uso de gel antibacterial.

En Omoa, las autoridades de las secretarías de Relaciones Exteriores y de Salud se reunieron para establecer un plan de acción y prevenir el coronavirus en los Centros de Atención al Migrante Retornado.

Hondureño en Italia

Enrique Ramos Quintanilla, un hondureño radicado hace 22 años en Mantova, Lombardía, Italia, vive momentos de angustia junto con su familia al ver la terrible situación que atraviesa el país europeo por el coronavirus.

Relató a LA PRENSA que han cerrado iglesias, escuelas y restaurantes. “Han suspendido todo, nada está abierto a excepción de los hospitales y supermercados; vamos del trabajo a la casa; las calles están vacías, no hay comercio”.

JG Hospital movil(1024x768)
La Prensa