Capitalinos ya trabajan coloridas alfombras para lucir en Semana Santa

Uno 1,800 sacos de aserrín serán empleados en más de 600 metros de la avenida Cervantes.

Tegucigalpa espera muchos visitantes para esta Semana Santa.
Tegucigalpa espera muchos visitantes para esta Semana Santa.

Tegucigalpa, Honduras.

La gerencia de Turismo de la Alcaldía de la capital ya se está preparando para la elaboración de las coloridas y emblemáticas alfombras que desde hace años adornan la avenida Cervantes en la celebración de la Semana Santa.

Personal de la dependencia municipal trabaja desde hace unos días en la preparación del aserrín que se utiliza para la instalación de los tapetes multicolores para las procesiones del Domingo de Ramos y el Santo Entierro, el Viernes Santo.

Las autoridades municipales en conjunto con la Iglesia Católica determinaron que este año el tema de profundidad de las obras de arte será la reconciliación, una acción que debe prevalecer en el pueblo hondureño, según informó Ana María Zacapa, gerente de Turismo de la comuna.

Unen esfuerzos

Detalló que los empleados edilicios laboran de manera simultánea en el colado y teñido de unos 1,800 sacos de aserrín que serán empleados en más de 600 metros de la avenida Cervantes, desde las inmediaciones del semáforo cercano a la zona de El Arbolito, en La Plazuela, hasta la Catedral Metropolitana, en el centro de Tegucigalpa.

El material es preparado en las instalaciones de la antigua Penitenciaría Central, en el barrio La Hoya, pero en un local contiguo al edificio donde funcionó la Moda de París, se trabaja también en la elaboración de las plantillas que darán forma a las alfombras, indicó.

Lea también: Honduras cierra las puertas a los sospechosos del coronavirus

Afirmó que serán distintos tipos de artes los que estarán representados en los tapices que se han convertido en la atracción de nacionales y extranjeros que practican el turismo religioso en la ciudad durante la Semana Mayor.

alcaldia.85(1024x768)
Empleados de la Municipalidad trabajan también arduamente para que todo quede listo en Semana Santa.

La limpieza, cernido y pintado de los residuos de madera, así como la preparación de las plantillas, lleva al menos dos meses de labores continuas.

“Este año colaboraremos con diferentes parroquias, también con aldeas del Distrito Central y con la Catedral, que es la que coordina directamente con la Alcaldía la labor del voluntariado que participa en la elaboración de los tapetes", concluyó Zacapa.

La Prensa