La AMC pide al Congreso derogar polémicos artículos del nuevo Código Penal

Asociación de Medios apoya postura de periodistas para salvaguardar la libertad de expresión en Honduras

El CPH ha pedido despenalizar los delitos contra el honor tal como están consignados en el nuevo Código Penal, pasándolos al ámbito civil.
El CPH ha pedido despenalizar los delitos contra el honor tal como están consignados en el nuevo Código Penal, pasándolos al ámbito civil.

Tegucigalpa, Honduras

La Asociación de Medios de Comunicación de Honduras (AMC) mostró su apoyo al Colegio de Periodistas de Honduras (CPH) que pide la derogación de los artículos del nuevo Código Penal que criminalizan los llamados “delitos contra el honor”.

Los artículos en cuestión se refieren a los numerales 28, 229, 230, 231, 232, 233 y 234, los cuales han generado controversia al haber sido señalados como restrictivos a la libertad de expresión y al ejercicio periodístico en Honduras.

En una carta dirigida al presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, el nuevo presidente de la AMC, Jorge Canahuati Larach, explica que la derogación de los artículos “salvaguarda los derechos fundamentales consignados en la Constitución de la República en lo relativo a la libertad de expresión, de prensa y de opinión y el derecho al honor y la reputación”.

La AMC, a través de su presidente, respaldó la postura del CPH de que los delitos contra el honor “deben quedar fuera del ámbito penal y ser trasladados para resolverse en la jurisdicción civil”.

Canahuati Larach insta a los diputados a reconsiderar la petición del CPH derogando los polémicos artículos antes del vencimiento de la vacatio legis.

El presidente de la AMC hace referencia en la carta “que la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó su preocupación el pasado 17 de julio y solicitó a ese Congreso Nacional adherirse a la tendencia en las Américas de descriminalizar los delitos contra el honor tal como indica la jurisprudencia interamericana sobre la materia”.

Falta de consenso

El Congreso Nacional derogó la semana pasada el artículo 28 del nuevo Código Penal, cuya entrada en vigor se mantiene en suspenso hasta el 10 de mayo. El artículo se refiere a la responsabilidad penal de los dueños de medios de comunicación por los delitos de difamación y calumnia cometidos por el coordinador de un espacio contratado.

“Recibimos de manera satisfactoria la reciente derogación del Artículo 28 por cuanto refleja la buena voluntad de ese Poder del Estado de avanzar hasta que se elimine cualquier amenaza a la libertad de expresión y de prensa”, cita la misiva enviada al Legislativo por la AMC.

El titular del Congreso, Mauricio Oliva, dijo la semana pasada que los delitos de difamación y calumnia no pueden derogarse y pasar al fuero civil por falta de consenso entre los legisladores. “No he logrado el consenso; estoy tratando de construirlo, porque desgraciadamente hay mucho sesgo en esto, sobre todo los que se sienten ofendidos”.

También se pronunció Dagoberto Rodríguez, presidente del CPH, quien dijo que en la práctica la medida no cambia nada, pues los comunicadores y periodistas se mantienen expuestos. “En términos claros, seguimos igual”. Criticó que el Congreso “siga criminalizando y castigando con cárcel la libertad de expresión, esa reforma solo exonera la cadena de mando de medios, pero deja expuestos a comunicadores y periodistas”.

La Prensa