El ICF intensifica prevención de incendios en bosques hondureños

Los incendios forestales agravarán la distribución del agua en la capital en donde hay escasez.

 Incendio en las cercanías del Cristo de El Picacho.
Incendio en las cercanías del Cristo de El Picacho.

Tegucigalpa, Honduras

En el incendio provocado la noche del lunes en las cercanías del Cristo de El Picacho y que afectó cinco hectáreas, se utilizaron de 25,000 a 30,000 galones de agua.

En una ciudad como la capital, esto agrava la situación debido a la escasez del líquido.
Los incendios, tanto estructurales como forestales, son un problema para las autoridades de Bomberos, por la cantidad de agua que se necesita para apagarlos.

Dato
Las penas que establece el Código Penal para una persona culpable de incendiar el bosque son de 6 meses a nueve años cuando es culposo y de 6 a 12 años cuando es doloso.

“La cantidad de agua que utilizamos para sofocar los incendios va desde 40,000 hasta 60,000 galones de agua, dependiendo del tamaño de la proporción. Por ejemplo, en el incendio del centro se utilizaron 25,000 galones, con eso se pudo dar agua a 50 casas, en El Tapias se utilizaron 35,000, con eso a 70 casas”, dijo Óscar Triminio, capitán del Cuerpo de Bomberos.

El agua que utilizan los bomberos proviene de hidrantes que están conectados directamente a las tuberías de distribución normal de agua a los capitalinos.

“En las reservas queda muy poca agua, es mejor que la población invierta en prevención, solo porque vean que el incendio no fue cerca de su casa no le afecta, porque esto afecta directamente a todas las personas en cuanto al agua”, añadió.

Las autoridades del Instituto de Conservación Forestal (ICF) buscan prevenir los incendios forestales con una intensa campaña.

Mario Martínez, ministro del ICF, dijo que entre las acciones a tomar están las rondas, con lo que se evita que los incendios se extiendan y provoquen mayores daños. “Estamos gestionando en la parte legal la comisión del delito en la búsqueda de culpables a través de las investigaciones”, recalcó Martínez. El ICF ha solicitado al Congreso Nacional que se incrementen las penas en contra de las personas que provocan los incendios forestales.

En lo que va del año se registran 149 siniestros a nivel nacional. Los sectores con mayor afectación son en La Mosquitia, Francisco Morazán, El Paraíso y Olancho.

La Prensa