“Estamos enfocados en reducir los espacios y facilidades de criminales”

Asegura que busca un equilibrio entre la operatividad y las condiciones con las que trabajan los soldados

Tito Livio Moreno Coello, comandante general de las Fuerzas Armadas de Honduras
Tito Livio Moreno Coello, comandante general de las Fuerzas Armadas de Honduras

San Pedro Sula, Honduras.

Sus soldados, asegura Tito Livio Moreno Coello, comandante general de las Fuerzas Armadas de Honduras, es el recurso más valioso que tiene para hacer frente a los diversos retos que enfrenta en la actualidad. Son varias las misiones para combatir la criminalidad, pero el reto de manejar los centros penales es la misión por cumplir, donde, pretende dejar un sistema penal más estable y seguro.

LEA: Asume Tito Livio Moreno como nuevo jefe de las Fuerzas Armadas de Honduras

¿Cuáles son las prioridades que definen su mandato al frente de las Fuerzas Armadas?

Que la institución cuente con un sistema de educación fortalecido en los diferentes niveles, mejorar las capacidades de la institución frente a los múltiples escenarios que estamos viviendo, garantizar la paz y desarrollo armónico. Hay planes para optimizar y lograr nuestros objetivos en la lucha contra el crimen organizado, crimen común y evitar que el territorio sea usado por bandas de narcotraficantes. Se busca tener un equilibrio en el uso de nuestros recursos y, sobre todo, velamos por los soldados para que tengan las condiciones necesarias y cumplan las tareas asignadas. Mi meta es tener un balance entre la operatividad y las condiciones para que hagan su trabajo.

Se les ha dado la responsabilidad de los centros penales, ¿cómo se enfocan en ese nuevo reto?

Es una oportunidad para servir al pueblo, lo asumimos con toda la voluntad y deseo de que el país mejore. Ha sido un proceso que iniciamos desde el 16 de diciembre de 2019. Vamos por fases, hay algunas situaciones que se deben mejorar. Por ejemplo, las salidas de los privados de libertad a las audiencias. Esos traslados por ejemplo de Támara a Tela o Trujillo es un problema que se tiene que cambiar. Para ello coordinamos con la Corte Suprema de Justicia para que se establezcan las audiencias virtuales en el menor tiempo, que ayudará mucho, no solo en la parte de seguridad, sino de economizar los recursos del Estado. Cada movimiento de un privado de libertad tiene un costo económico, además del movimiento de defensores, entre otros. Queremos mejorar el proceso y esperamos concretizarlo pronto para tener un sistema penitenciario más estable y seguro.

¿Qué lección deja el ataque ocurrido en los juzgados de El Progreso?

Primero estamos consternados por la pérdida de vidas valiosas como la de nuestros policías. Estamos tomando las acciones necesarias para evitar nuevos hechos, en este caso, no se dará tregua a los delincuentes que cometen estos delitos.

¿Qué esquemas plantean para evitar el paso de droga por el país?

Honduras ha bajado a un 3.75%, del total de la droga que va para los países del norte, y esa es una reducción importante y significativa. Esto quiere decir que las operaciones que tenemos en curso están dando resultados. Están los escudos aéreos, terrestres y marítimo, que han sido claves. Además del trabajo coordinado con todas las instituciones del país, así como las agencias internacionales que nos apoyan. Es un trabajo coordinado para dar una mejor respuesta al flagelo, pero falta mejorar el equipo, tecnología, porque los criminales tienen mucho dinero para cometer los ilícitos con mucha ventaja, tecnología y con mucho apoyo e infraestructura. Estamos enfocados en reducir los espacios y facilidades a los delincuentes. Estamos en ruta y vamos bien, falta mucho por hacer, pero estamos en eso.

¿Incrementarán el número de elementos militares?

Estamos operando y tenemos una tabla de organización de equipo, que es la que nos da la pauta de cuántos elementos debemos tener, y estamos en eso, analizando. Vamos a enfocarnos siempre en dar el mejor esfuerzo, y para eso estamos, para revertir acciones del narcotráfico, crimen organizado y delincuencia común.

¿ Mantendrá unas Fuerzas Armadas independientes dentro de la filosofía del trabajo?

Nos enmarcamos en la ley, esa es nuestra herramienta. Estamos entregados al servicio, al respeto a los derechos humanos, respeto a las garantías constitucionales, ese es el enfoque que tenemos. Las Fuerzas Armadas proceden en sus actuaciones, en la ley, en eso nos enmarcamos. Los hondureños debemos entender que debemos trabajar unidos, porque debemos hablar de la necesidad de reencontrarnos y olvidar divisiones.

¿Establecen controles para asegurar que los elementos militares no son cooptados por grupos criminales?

El fuero militar es un fuero intrínseco para la institución que se basa en normas, en la ley constitutiva de las Fuerzas Armadas. Tenemos códigos y reglamentos que estipulan los controles en lo interno, e inmediatamente cuando tenemos las dudas razonables para entender que uno de nuestros elementos anda en caminos incorrectos aplicamos el marco legal. Aplicamos nuestra norma con todo el profesionalismo para garantizar el debido proceso, pero cuando separamos miembros de la institución es porque están vinculados con algún ilícito. Si un consejo o tribunal de honor aplica una sanción es porque hay elementos para hacerlo. Deben entender que hay un marco de ley, y es la misma ley que dice que cuando están involucrados militares y una persona o ciudadano civil eso pasa al fuero común. Es momento para reflexionar que hay que respetar la normativa y nosotros sí aplicamos la ley, sin menoscabo de las investigaciones que la Fiscalía pueda realizar.

¿Cuál es el principal reto?

Mantener una institución fundamentada en principios y valores. Busco dejar una institución entrenada, equipada y versátil para responder a las necesidades del pueblo. El militar es un ciudadano normal, solo hemos decidido servir al país portando un uniforme.

La capacidad que tienen las Fuerzas Armadas es su personal, el recurso humano es lo más importante. Atrás quedaron muchos tabúes. Aquí tenemos soldados de todas las profesiones. Lo cierto es que el enfoque de nuestros soldados es mejorar nuestras capacidades para servir.

La Prensa