Pesca no regulada amenaza el arrecife mesoamericano

El 46% del Sistema Arrecifal Mesoamericano esta en mal estado. Piden a autoridades tomar acciones porque influye en el turismo

Más de 1,000 kilómetros de costa recorre el Sistema Arrecifal. Aquí corales en Roatán.
Más de 1,000 kilómetros de costa recorre el Sistema Arrecifal. Aquí corales en Roatán. /

Tegucigalpa, Honduras

La pesca no regulada, la falta de plantas de tratamiento de aguas residuales y los efectos del cambio climático están amenazando la salud del arrecife mesoamericano.

El último informe sobre la salud del Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM) establece que el 16% se encuentra en estado crítico, el 46% malo, el 29% regular, el 8% bueno y solo el 1% está en muy buenas condiciones.

Los datos anteriores preocupan a los biólogos, pues está afectando al ecosistema y las especies marinas se están reduciendo.

De los cuatro países que componen el sistema arrecifal, Honduras pasó de estar en el primer lugar en 2018 con un índice de salud arrecifal (ISA) de 3.0 al tercer puesto con 2.5 en 2019.

Jeny Mayton, directora de programas de Mesoamérica de Coral Reef Alliance, presentó ayer el informe y manifestó que los principales factores de la disminución del índice de salud es la pesca irregular, lo que ha ocasionado una baja en el número de peces comerciales y los herbívoros.

“Este año estamos desafortunadamente en la posición tres de Mesoamérica, la cantidad de peces ha bajado casi la mitad, por lo que se necesita trabajar con las entidades gubernamentales, pescadores y oenegés para mejorar y regular el sector pesquero”. El informe establece que la cantidad de peces comerciales bajó un 44%, mientras que la población de peces herbívoros disminuyó un 56%.

Entre las especies que se están perdiendo están los meros, los pargos, entre los herbívoros está el pez loro, que es una especie en protección.

Corales

No todas son malas noticias, pues la cobertura del coral pasó de un 21% a un 27%, además disminuyeron las macroalgas carnosas, que son las causantes de la pérdida de peces herbívoros.

“En nuestras islas el turismo depende de unos arrecifes sanos y saludables, por eso es importante que tomemos acciones todos. Es importante enfocarse en el manejo de aguas residuales para eliminar las amenazas locales a los arrecifes”, puntualizó.

Dino Silvestri, gobernador de Islas de la Bahía, dijo que se están haciendo acciones para que se traten las aguas residuales.

Recomendaciones

El informe fue presentado ayer en un hotel de Tegucigalpa por la organización Arrecifes Saludables. Los investigadores monitorearon 286 sitos del Sistema de Arrecife Mesoamericano en México, Belice, Guatemala y Honduras.

El documento recomienda que para mejorar la salud del sistema se debe hacer cumplir las regulaciones ambientales, a través de alianzas entre los diferentes sectores.
Otra de las recomendaciones es crear más zonas de recuperación pesquera en arrecifes. Solo alrededor del 3% del mar está completamente protegido, del 20% que se espera para 2020.

“Es necesario incluir más sitios de agregaciones reproductivas de peces para detener la alarmante disminución de la biomasa de peces comerciales”, dicta el informe. También se deben desarrollar incentivos económicos más ecológicos para la gestión de energía y manejo de residuos, además de apoyar programas de certificación de mariscos y el turismo ecológico.

La Prensa