Unos 3,500 catrachos retornaron voluntariamente

Los connacionales se cansaron de esperar en la frontera y volvieron al territorio nacional.

Alden Rivera.
Alden Rivera.

TEGUCIGALPA.

Sin la esperanza de recibir asilo en Estados Unidos y cansados de esperar un proceso de citas en las calles de México, 3,500 hondureños tomaron la decisión de retornar al país voluntariamente desde la frontera sur.

Alden Rivera, embajador de Honduras en el país azteca, informó que estas personas eran parte de los 30,000 connacionales que permanecen en las ciudades fronterizas y que son asistidos en consulados móviles.

Rivera recordó que la intención de estas misiones temporales es darles asistencia y protección a los hondureños mientras esperan con cita en mano a que Estados Unidos los llame para escuchar su solicitud de asilo.

“Unos 3,500 hondureños han decidido retornar voluntariamente y recibieron el apoyo para su movilización”, expresó.

Los hondureños varados en las ciudades mexicanas enfrentan situaciones de calamidad y la situación podría ser peor.