El Ejecutivo envía al CN otra ley que aborda derribo de aeronaves

El Congreso Nacional aprobó en 2014 la Ley de Exclusión Aérea que permite el derribo de naves. La nueva ley redobla lucha contra el narco.

El miércoles 16 de octubre de 2019 fue interceptada una avioneta con droga en La Mosquitia.
El miércoles 16 de octubre de 2019 fue interceptada una avioneta con droga en La Mosquitia.

TEGUCIGALPA.

El Poder Ejecutivo envió al Congreso Nacional una nueva Ley de Espacios Aéreos, la cual tiene por objetivo mejorar el combate al narcotráfico y el crimen organizado, según informaron autoridades de Seguridad.

El 18 de enero de 2014, el Congreso aprobó la Ley de Exclusión Aérea que permite el derribo de aeronaves que realicen vuelos irregulares en el espacio aéreo de Honduras.

La ley aprobada hace seis años establece una serie de procedimientos donde se especifica que el encargado de autorizar las operaciones es el ministro de Defensa, primero indagar, luego interceptar y persuadir y como último recurso ordenar que se derribe de la aeronave que ha entrado ilegalmente en el espacio aéreo del país.

Ayer, Luis Suazo, viceministro de Seguridad, sin entrar en detalle de cómo trabajaría la nueva ley sin duplicar las funciones de la similar aprobada en 2014, informó que la nueva Ley de Espacios Aéreos vendrá a contribuir a la persecución del delito de narcotráfico por esa vía.

Suazo manifestó que la propuesta presentada ante el Congreso por el coordinador del Gabinete de Gobierno, Ebal Díaz, “se basa en estrategias con un importante concepto de poder traer a la justicia a las personas que se dedican al tráfico de estupefacientes a través de vehículos aéreos”.

El ministro de seguridad Luis Suazo informó que esta semana habrá una mesa de trabajo con la Comisión de Defensa y se abordará lo que trata la ley.

Según el funcionario, la nueva ley tiene el propósito de desarticular no solo los que trabajan con aeronaves, sino también los que colaboren en tierra y poder aprehenderlos al momento de un ilícito.

Suazo manifestó que en los próximos días se aplicarán nuevos conceptos de desarrollo en esa labor de combate al tráfico de drogas; pero comprendiendo que si este flagelo es transnacional, el combate contra este debe ser multinacional.

En cuanto a que si la propuesta de ley incluye el derribo de aeronaves, el viceministro de Seguridad explicó que “sí se contempla, pero en casos extraordinarios, para el caso, cuando haya sospecha que se está traficando productos prohibidos o que se convierta en una amenaza para la aeronave de Gobierno que esté haciendo la intercepción”.

Añadió que las estrategias a seguir serán diferentes, “para el caso en estas intercepciones procurar que no aterrice en territorio nacional y si lo hace, pues capturar a sus tripulantes”. Informó que esta lucha se hará con base en un proceso multinacional y en los próximos días “vendrán” expertos internacionales para hablar de nuevos esquemas de combate, comunicación aire, tierra y mar.