Conaprev exige destituciones por muerte de cinco presos en La Tolva

El Conaprev pide la destitución de la directora y subdirector del Instituto Nacional Penitenciario (INP), Rosa Gudiel y Germán McNeil, respectivamente.

Parientes lloran a un familiar asesinado.
Parientes lloran a un familiar asesinado.

Tegucigalpa, Honduras.

Varios sectores calificaron ayer de fracaso los resultados en el sistema penitenciario de Honduras ante el clima de ingobernabilidad que impera.

En las últimas semanas los centros penitenciarios, calificados de máxima seguridad, han sido escenarios de crímenes atroces.

Según datos oficiales, al menos 13 personas han sido asesinadas entre el 29 de junio y el 14 de diciembre. El pasado sábado cinco presuntos miembros de la MS-13 fueron ejecutados a disparos en La Tolva, ubicada en Morocelí, El Paraíso. Los familiares retiraron ayer de la morgue los cinco cuerpos.

LEA: Piden la destitución de la directora y subdirector del Instituto Penitenciario

La comisionada del Comité Nacional de Prevención Contra la Tortura, Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes (Conaprev), Glenda Ayala, dijo que “cuando nosotros miramos estos hechos lamentables donde hay pérdida de vidas humanas nos damos cuenta que entonces estamos ante un fracaso de la seguridad que se ha implantado en los centros penitenciarios”.

IMPORTANTE

El sábado, cinco pandilleros de la mara Salvatrucha (MS-13) fueron asesinados. Ayer sus pariente reclamaron sus cuerpos en un ambiente de dolor. En La Tolva es donde más crímenes han sucedido. El sistema penitenciario de Honduras está compuesto por unas treinta cárceles y alberga a unos 22,000 presos, cuando su capacidad máxima es de 8,000, según cifras oficiales.

sucesos1c-171219(800x600)
En los últimos días se han registrado muertes en el interior de las cárceles.

Dijo que “las políticas de seguridad que se están siguiendo pues obviamente no han surtido los efectos para los cuales se ha justificado que han sido necesarias”.

El Conaprev pide la destitución de la directora y subdirector del Instituto Nacional Penitenciario (INP), Rosa Gudiel y Germán McNeil, respectivamente.

Reacción.

German McNiel, subdirector del INP dijo: “Hemos tenido grandes avances; sin embargo, yo apelo a una memoria objetiva, tenemos que saber de dónde venimos y hacia dónde nos dirigimos en el sistema nacional penitenciario, que estuvo abandonado por más de 40 años donde nadie hacía nada”.

Al consultarle sobre el ingreso de armas de fuego, McNiel aseguró que “se están siguiendo todas las líneas de investigación con el propósito de determinar si ha existido o no colusión de algún agente penitenciario o funcionario del sistema penitenciario”.

Sobre el tema dijo que han compartido toda la información con las instituciones del Estado, encargadas de la investigación, para que se proceda a determinar cómo es que lograron entrar todos los artefactos de uso prohibido.

Investigamos si ha existido o no colusión de algún agente penitenciario o funcionario

German McNiel, subdirector del INP

El 29 de junio dos reos fueron asesinados en “El Pozo”, Ilama, Santa Bárbara. Dos meses después, el 15 de septiembre, pandilleros ultimaron en Támara a José Santos Hernández. El 4 de octubre fue hallado estrangulado José Rafael Reyes Gálvez en El Pozo.

El 25 de octubre perdió la vida a manos de un marero de la MS-13, Marco Tulio Amador. En menos de 24 horas, pandilleros de la 18 ultimaron a disparos y puñaladas a Magdaleno Meza Fúnez dentro de El Pozo. El pasado viernes, el exdirector de El Pozo, Pedro Armas, fue ultimado en Choluteca y el sábado cinco miembros de la MS-13 fueron ejecutados en La Tolva.

Intervención.

Omar Rivera, representante de la sociedad civil, dijo que es pertinente que las Fuerzas Armadas intervengan cuanto antes las cárceles para garantizar la seguridad y evitar nuevas muertes, mientras se diseña un plan efectivo para garantizar la gobernabilidad de las cárceles. “Tengo mucha confianza en que el mandatario (Juan Orlando) Hernández pondrá un torniquete a lo que está sucediendo en las cárceles y en las correccionales de menores”.

Hay un fracaso en la seguridad que se ha implementado en los centros penitenciarios

Glenda Ayala, comisionada de Conaprev

Ayer se confirmó que 33 jóvenes se fugaron de Renaciendo por “culpa de Fusina y la Policía”. El hecho ocurrió el sábado, afirmó Felipe Morales, director del recinto donde guardan prisión los menores infractores.

“Solo había un custodio en la correccional y no entendemos qué fue lo que pasó”. Morales dijo que varios ya han sido recapturados.

La Prensa