Consejo Nacional Anticorrupción acusa de fraude a exmagistrados

Los investigados son los exmagistrados del TSE del periodo comprendido entre 2014-2019.

El equipo se usó en las pasadas elecciones.
El equipo se usó en las pasadas elecciones.

TEGUCIGALPA.

Por el supuesto alquiler irregular de escáneres en las elecciones, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) denunció ante el Ministerio Público al pleno de exmagistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) del periodo 2014-2019.

En ese lapso fungieron como magistrados David Matamoros Batson, Saúl Escobar y Erick Rodríguez.

Según investigaciones del CNA, los escáneres no fueron utilizados como se estipulaba en el contrato suscrito con un comerciante individual nacional, generando un perjuicio económico por más de 41 millones de lempiras.

Estos se iban a usar para desarrollar un sistema de escrutinio automatizado para escanear los votos de los tres niveles electivos de las votaciones internas y generales celebradas en 2017, según el acuerdo contractual.

LEA: CNA entrega al Congreso Nacional iniciativa para que no entre en vigencia el nuevo Código Penal

Entonces, apoyados en un informe de evaluación de simulacros y pruebas controladas elaborado por la empresa de un profesional independiente, quien en ese momento era consultor técnico del pleno, los exfuncionarios del Sistema Integrado de Escrutinio y Divulgación Electoral del TSE recomendaron en 2016 a los magistrados, la adjudicación directa del contrato millonario para el arrendamiento de 2,711 aparatos a una empresa colombiana. La compañía extranjera fue considerada como la más viable, porque su equipo cumplía con los requerimientos necesarios para usar el software desarrollado por el empresario nacional, lo que permitía al escáner realizar el escrutinio automatizado.

“Con esto se demuestra que todo se trataba de un plan preconcebido con la intención de favorecer a este particular”, informó el CNA. Otro hecho relevante es que la representante en Honduras de la sociedad colombiana fue la apoderada legal de la empresa del comerciante, lo que muestra mutuo acuerdo.

La Prensa