El "Sueño de Alicia" busca concientizar sobre la violencia de género en Honduras

La cineasta hondureña Katherine Mendoza presentó el cortometraje "Querida Sociedad", y Tatiana Ramos el trabajo titulado "Que dirían de mí si mañana amaneciera muerta".

 Julia Herrera, directora del cortometraje hondureño 'Una cierta nostalgia', habla con Efe durante la muestra de cine presentada en el Centro Cultural de España en Tegucigalpa (CCET) por la Colectiva de Cineastas Hondureñas, el 7 de diciembre de 2019, en Tegucigalpa (Honduras). EFE/Gustavo Amador
Julia Herrera, directora del cortometraje hondureño 'Una cierta nostalgia', habla con Efe durante la muestra de cine presentada en el Centro Cultural de España en Tegucigalpa (CCET) por la Colectiva de Cineastas Hondureñas, el 7 de diciembre de 2019, en Tegucigalpa (Honduras). EFE/Gustavo Amador

Tegucigalpa, Honduras.

La II Muestra de Cine creado por Mujeres en Honduras, denominada el "Sueño de Alicia", busca concienciar a todos en la lucha contra la violencia de género y resalta el legado de mujeres cineastas como Alice Guy, que fue víctima como muchas de la discriminación en la historia del cine.

Tres cortometrajes hondureños, un español y un costarricense conforman la muestra de cine presentada en el Centro Cultural de España en Tegucigalpa (CCET) por la Colectiva de Cineastas Hondureñas.

LEA: El presidente de Honduras disertará en la cumbre del Consejo Americano-israelí

Los cortos tratan de "visibilizar la violencia de género, desestereotipar a las mujeres que generalmente son vistas como símbolos sexuales o estereotipos en las películas de Hollywood y en el cine nacional", dijo a Efe Julia Herrera, directora del cortometraje hondureño "Una cierta nostalgia".

"Luisa no está en casa", obra de la española Celia Rico, y "El Despertar de las hormigas", de la costarricense Antonella Sudasassi, son los dos trabajos internacionales mostrados anoche en el CCET, donde además se presentó oficialmente la Colectiva de Cineastas Hondureñas.

afa0a27700f19d36f5764975a76f02e1a7b88f65w(800x600)
Un grupo de mujeres participa de la muestra de cine presentada en el Centro Cultural de España en Tegucigalpa (CCET) por la Colectiva de Cineastas Hondureñas, el 7 de diciembre de 2019, en Tegucigalpa (Honduras). EFE/Gustavo Amador

La cineasta hondureña Katherine Mendoza presentó el cortometraje "Querida Sociedad", y Tatiana Ramos el trabajo titulado "Que dirían de mí si mañana amaneciera muerta".

El "Sueño de Alicia" supone además un homenaje al legado de Alice Guy (1873-1968), quien fundó varias productoras y dirigió más de mil cortometrajes, señaló Herrera.

Aunque su obra ha resultado de gran influencia para autores como Alfred Hitchcock, gran parte de la producción de Guy desapareció y su nombre fue borrado de la historia del cine prácticamente hasta nuestros días.

El sueño de Alice "es que todas las directoras mujeres sean visibilizadas, no como a ella le pasó, que está invisibilizada en la historia del cine", enfatizó la cineasta hondureña.

Enfatizó que los cortos resaltan la situación de muchas mujeres que a diario sufren todo tipo de violencia por su género en Honduras, un país tradicionalmente dominado por los hombres y con altas tasas de crímenes machistas, pese a que el feminicidio ya está tipificado como delito.

LEA: El presidente de Honduras disertará en la cumbre del Consejo Americano-israelí

"Hay violencia de distintos tipos: violencia doméstica, psicológica, sexualidad femenina, desaparición forzada, derechos humanos, feminicidios", apuntó.

La joven hondureña aseguró que la violencia manifestada a través del cine "es una de las principales que está afectando al imaginario colectivo de la sociedad hondureña y no digamos la violencia física o doméstica que registran cifras alarmantes".

"Se necesita tomar acciones para poder contrarrestar esta violencia", destacó Herrera, quien se especializó en cine en Guatemala.

Dijo no tener una "respuesta clara" para erradicar la violencia de género, pero matizó que se requiere "una voluntad política para detener esta epidemia de violencia" que afecta a millones de mujeres.

Reconoció además que se necesita "cooperar" entre organizaciones y mujeres, "unirnos, levantar la voz y denunciar, construirnos como mujeres y pensar de manera más feminista".

"Los jóvenes ya no creen en el Estado, no creen que sus soluciones sean factibles", subrayó Herrera, quien dijo que los cortometrajes ya se presentaron en otras ciudades del país centroamericano.

La II Muestra de Cine es apoyada por la iniciativa "Spotlight", una acción mundial puesta en marcha por la Unión Europea y las Naciones Unidas en 2018 y presentada en febrero pasado en la capital hondureña.

Honduras ha sido el primer país de América Latina en lanzar la iniciativa mundial, que cuenta con una financiación inicial de 500 millones de euros (564,2 millones de dólares) y está orientada a combatir la violencia de género y tratar de acabar con los feminicidios.

Según cifras de organizaciones feministas, una mujer es asesinada cada 18 horas en Honduras, en muchos casos por su pareja o expareja, y más del 90 % de los casos están en la impunidad.