Sala de lo Constitucional interviene para verificar situación de Renaciendo

La Sala de lo Constitucional designó a Claudia Anabela Pereira como jueza ejecutora para elaborar un informe sobre la situación del centro.

Cuatro jóvenes murieron el 3 de diciembre en Renaciendo.
Cuatro jóvenes murieron el 3 de diciembre en Renaciendo.

TEGUCIGALPA.

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia emitió de forma unánime un recurso de exhibición personal correctivo a favor de todos los menores infractores que se encuentran en el centro Renaciendo, ubicado en Támara, Francisco Morazán.

El oficio con número 1079-2019 busca salvaguardar la seguridad individual de los detenidos y mantener el orden luego del amotinamiento que dejó cuatro muertos, heridos y una docena de fugados.

La jueza tendrá que consultar con personas expertas en el tema para tomar una decisión adecuada con renaciendo.

José guadalupe ruelas, director de Casa Alianza

En ese sentido, la Sala de lo Constitucional designó como juez ejecutor a la abogada Claudia Anabela Pereira, defensora pública de Tegucigalpa, quien deberá de manera inmediata inspeccionar Renaciendo a efecto de constatar de manera expedita los hechos ocurridos en el centro y tomar las medidas correspondientes para hacer cesar cualquier tormento, tortura, vejamen, coacción y restricción innecesaria para la seguridad individual de los menores.

La jueza ejecutora con amplios poderes otorgados por la Sala de lo Constitucional podría ordenar incluso el cierre de ese centro si fuera necesario, según trascendió ayer a mediodía.

Pereira deberá requerir de las autoridades un informe pertinente dentro de un plazo prudencial y enmarcado en formalidades del artículo 26 de la ley de Justicia Constitucional, debiendo emitir conclusiones e informe ante la Sala de lo Constitucional.

José Guadalupe Ruelas, director de Casa Alianza, manifestó luego de esta decisión que hay mucho que hacer en el tema de rehabilitación, pese a que se ha hecho una red de apoyo y asesoría con organizaciones de sociedad civil, algo que no existía antes.

Para Ruela, se requiere un modelo de atención y rehabilitación, pero se debe consultar a expertos para no cometer acciones que sean contraproducentes para los jóvenes, como trasladarlos a un presidio de mayores de edad.

La Prensa