Cancelan a policías “Cobras” que protagonizaron revuelta

Los agentes fueron despedidos por “faltas muy graves” y sin ninguna responsabilidad del Estado.Pueden apelar resolución.

Revuelta. Los policías de las Fuerzas Especiales protagonizaron una revuelta el 19 de junio anterior.
Revuelta. Los policías de las Fuerzas Especiales protagonizaron una revuelta el 19 de junio anterior.

TEGUCIGALPA.

Al menos 68 agentes y suboficiales de las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional, que el pasado 19 de junio de este año protagonizaron una revuelta y una huelga de brazos caídos, serán separados por las autoridades policiales en cumplimiento a un proceso disciplinario realizado por la Dirección de Asuntos Disciplinarios Policiales (Didadpol).

La información fue confirmada ayer a LA PRENSA por Allan Argeñal, titular de la Didadpol, quien explicó que luego de un largo proceso de audiencias de descargo, esta dependencia policial sugirió al alto mando policial proceder al despido de los policías por la comisión de faltas graves.

Explicó que luego de la revuelta policial del 19 de junio se procedió a levantar un informe y se inició una investigación contra 90 agentes y suboficiales de las Fuerzas Especiales que participaron en la sublevación y posteriormente 83 de ellos fueron llamados a audiencias de descargo.

De ese grupo, seis de los investigados no acudieron a las audiencias por encontrarse en vacaciones y estar con incapacidades médicas, pero sus expedientes serán resueltos en los próximos días. A ocho no se les encontró responsabilidades; siete fueron sancionados con la deducción del salario y contra 68 de ellos se recomendó el despido sin ninguna responsabilidad para el Estado.

Argeñal dijo que la Didadpol determinó que los policías cometieron faltas graves al faltar al respeto al director general de la Policía, tomarse las instalaciones, encabezar una revuelta policial, faltar a sus labores e incitar a otros de sus compañeros a unirse al amotinamiento, lo cual está terminantemente prohibido por la Ley de la Carrera Policial.

Además de eso, los agente sublevados utilizaron los vehículos de la institución, se taparon el rostro, sacaron y utilizaron sus armas de reglamento, lanzaron bombas lacrimógenas e hicieron disparos al aire.

Dijo que con esas y otras acciones los policías incumplieron con su deber, faltaron gravemente a la disciplina e irrespetaron la cadena de mando policial al lanzar bombas lacrimógenas e increparon al director de la Policía José David Aguilar Morán.

Dijo que debido a la gravedad de los hechos el Estado queda exento del pago de prestaciones u otros derechos laborales, pero los despedidos pueden apelar la resolución ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo.

Incumplieron deberes

Omar Rivera, miembro de la Comisión de Depuración de la Policía Nacional confirmó la decisión del alto mando y refirió que la irresponsable rebelión de los agentes de las Fuerzas Especiales no puede quedar en el olvido o impune y quienes incumplieron sus deberes e irrespetaron la autoridad deben ser sancionados.

“Aquí lo que se hizo fue una rigurosa investigación individualizada, es decir, se determinó quiénes dispararon al aire, quién estuvo atemorizando a la población, usando las patrullas para generar caos y quién falló a sus deberes e incumplió tareas asignadas, cometiendo faltas muy graves y hasta delitos”, indicó.

LEA: Agentes Cobras exigen beneficios y cumplimiento de acuerdos

Explicó que todo se hizo con base en ley, pues luego de la etapa de investigación los agentes que participaron en la huelga se les hicieron las respectivas audiencias de descargo, dando oportunidad a que se defendieran y quienes no pudieron probar que eran inocentes serán sancionados y cancelados. “A nadie que protestó se le está castigando, todos tienen la libertad en el marco del derecho constitucional de petición de expresar sus inquietudes, pero nadie puede incumplir deberes y violar la ley”, acotó.

La Policía es una institución jerarquizada en la que la disciplina es un principio toral.