Más noticias

Más de 10,000 clientes de la Enee impiden que lean sus medidores

La renuencia de los abonados obliga a la Empresa Energía Honduras (EEH) a aplicar promedios

Uno de los principales problemas es que las personas tienen los medidores dentro de sus casas
Uno de los principales problemas es que las personas tienen los medidores dentro de sus casas

Tegucigalpa, Honduras.

Más de 10,000 usuarios de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) se niegan a que el concesionario Empresa Energía Eléctrica (EEH) lean sus medidores, aseguró el gerente de esa entidad, el colombiano Ricardo Roa Barragán.

“Hay usuarios que no dejan leer el medidor, y de estos tenemos más de 10,000 casos de clientes que usan diferentes métodos para impedir las lecturas”, expresó en una entrevista a LA PRENSA el gerente de EEH.

Uno de los obstáculos que tienen los empleados de EEH es que lo medidores están adentro de las casas y la distancia no les permite hacer las lecturas.

LEA: Los medidores que enfurecen a los abonados de la EEH

Además de la distancia, los abonados ponen objetos en los medidores para obstaculizar la visión del empleado. En otros casos, los empleados no pueden entrar a ciertas comunidades por razones de seguridad.

1.8
millones de clientes en 17 de los 18 departamentos del país tiene la Enee. 1.1 millones consumen menos de 300 kilovatios al mes.

Ante esa realidad, explicó Roa Barragán, no queda otra opción que hacer una estimación del consumo de energía.

En otros casos, dijo el gerente de EEH, los promedios se aplican porque identifican fraudes y los medidores tienen que retirarse para analizarlos y durante ese tiempo se cobra un estimado de acuerdo a la ley.

Clientes sin medidor.

Cuando EEH tomó el control de las lecturas, habían más de 470,000 clientes sin medidor a nivel nacional que pagaban facturas en base a promedios.

En junio anterior esa suma bajó a 170,000 clientes y “con toda seguridad iremos recortando entre 12 mil y 20 mil clientes mensuales para que en agosto del año entrante (2020) estemos hablando de unos 70,000 clientes con facturas promedio”, precisó Roa Barragán.

La lectura promediada se debe a varios factores, entre ellos, el daño a los medidores, la ausencia o incendio de que son objeto estos aparatos, y el robo.

7
años durará el contrato firmado entre el Estado de Honduras y la EEH. El compromiso de la empresa es reducir en 17 puntos las pérdidas.

Reducción de pérdidas.

Referente a la reducción de pérdidas, que según el Gobierno solo se cumplieron el primer año (2017), Roa Barragán explicó que hay una explicación.

El ejecutivo de EEH dijo que el segundo año las reglas para la medición cambiaron sin haberlos consultado.

En 2017 EEH logró reducir las pérdidas en 4.02%, pero 2018 no redujo los 3 puntos porcentuales acordados en el contrato y a la fecha ninguna de las partes ha encontrado un punto coincidente.

El Gobierno sostiene que de los cuatro puntos que se recuperaron el primer año se volvieron a perder dos.

Esta y otras diferencias orillaron al Gobierno a anunciar la terminación del contrato de concesión que fue firmado por siete años, exclusivamente para la lectura de medidores, facturación y comercialización, y mantenimiento de la red de distribución.

El gerente de la Enee, Leonardo Deras, reiteró hace unos días que el proceso de cancelación del contrato con EEH sigue en pie, tomando en consideración las implicaciones que esto pueda tener.

Expresó que se quiere evitar demandas contra el Estado.