Más noticias

Ofrecen recompensa de L350,000 para dar con responsables de muertes en el Estadio Nacional

La Policía informó ayer de la detención de un aficionado del Motagua por su presunta participación en los disturbios y le decomisaron dos armas.

El partido fue suspendido debido a la gravedad de los hechos.
El partido fue suspendido debido a la gravedad de los hechos.

Tegucigalpa, Honduras.

Autoridades hondureñas ofrecieron una recompensa de 350,000 lempiras a quien ayude a dar con la captura de los involucrados en la muerte de cuatro aficionados hondureños en las afueras del Estadio Nacional Tiburcio Carías Andino, indicó la Policía Nacional en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, lamentó y condenó los enfrentamientos violentos suscitados la noche del sábado 17 de agosto en las afueras del Estadio Nacional de Tegucigalpa, la capital de Honduras, previo al clásico Olimpia vs Motagua. Las riñas dejaron un saldo fatal de cuatro víctimas.

"Condenamos la indignante conducta llena de saña y maldad. Esto no va a quedar impune", dijo Hernández Alvardo en su escrito.

LEA: Unos 50 muertos han dejado pleitos entre barras en Honduras en los últimos seis años

La jornada violenta comenzó con pedradas y botellazos contra el bus del Motagua que dejó tres jugadores heridos: Emilio Izaguirre, Roberto Moreira y Jonathan Rougier, lo que condujo a la suspensión del clásico.

Después vino lo peor, las barras se enfrentaron en las afueras del Estadio Nacional y como consecuencia murieron cuatro personas, tres en las afueras del estadio y el cuarto en el Hospital Escuela. En el interior del Estadio Nacional hubo estampida de aficionados afectados por los gases lacrimógenos lanzados por la Policía en las afueras para disuadir los disturbios.

Las víctimas mortales son Jefferson Banegas (de 22 años), Carlos Fernando Alvarado (de 28), Belis Antonio Baquedano (de 27) y David Zepeda (de 22). Los dos primeros aficionados de Olimpia y los otros hinchas del Motagua. Al hospital también fueron trasladadas siete personas heridas, la mayoría con fuertes golpes.

La Policía informó ayer de la detención de un aficionado del Motagua por su presunta participación en los disturbios y le decomisaron dos armas.

VEA: Lo que dejó la jornada 5 en Honduras

Reina Méndez, madre de Belis Baquedano, dijo: “Que Dios bendiga a quien lo tocó y a quien le hizo esto a mi hijo... Dios es justo y va a darles todo lo que se merecen porque a ninguna madre le gusta que le toquen sus hijos”. Recordó que a las 7:00 de la mañana del sábado fue la última vez que vio con vida a su vástago.