Más noticias

Manglares, uno de los bosques más amenazados del planeta

Un cuarto de la cobertura manglar ha desaparecido en las últimas décadas y las amenazas siguen por la tala de la contaminación y el cambio climático.

Panorámica de la Laguna El Cacao en Jutiapa, Atlántida. Fotos: Franklyn Muñoz
Panorámica de la Laguna El Cacao en Jutiapa, Atlántida. Fotos: Franklyn Muñoz

JUTIAPA, ATLÁNTIDA.

Los bosques de manglar proveen un sinfín de servicios ambientales que protegen contra huracanes y tormentas, purifican y regulan el flujo del agua, son hábitats de especies endémicas, capturan el dióxido de carbono, previenen la erosión y son refugio para especies migratorias.

Estos ecosistemas típicos de zonas tropicales y subtropicales cubren cientos de millas de los litorales del Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM) en Belice, Guatemala y Honduras.

Todas las plantas del bosque de manglar se adaptaron en zonas de suelos salinos o inundados por el mar. En Honduras tenemos cuatro especies de manglares: rojo, negro, blanco y botoncillo, que son muy diferentes entre ellos”, explicó David Jaén, director general de Biodiversidad de MiAmbiente.

Datos
18 millones de personas más sufrirían por inundaciones costeras causadas por ciclones tropicales extremos y la cada vez mayor cantidad de sucesos naturales.
4.6 millones de hectáreas de manglares hay registradas en América Latina y el Caribe, con presencia en todas las subregiones, menos en el cono sur.

Desde el punto de vista biológico, los mangles son uno de los ecosistemas más complejos y más productivos del planeta al ofrecer protección a organismos como algas, esponjas marinas, cangrejos del manglar y camarones, que se albergan entre su intrincada red de raíces.

FR-MANGLAR2-040819(800x600)
La laguna del Cacao está a 2.5 kilómetros al norte de la CA-13 en el desvío de la aldea El Cacao, justo a 50 metros del restaurante Típicos La Venta

Además, las ramas superiores de los mangles son lugares predilectos de muchas aves costeras para la construcción de sus nidos, y a su vez, sirven como un criadero viviente de varios peces del arrecife coralino.

Según estimaciones, Honduras tiene 121,340 hectáreas de área de bosques de mangle, que se extienden por varias regiones del país.

A propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Protección del Ecosistema del Manglar, el pasado 26 de julio, especialistas del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente revelaron datos alarmantes: el ecosistema que conforma los manglares es uno de los más amenazados del planeta, debido a que está siendo destruido entre tres y cinco veces más rápido que otros bosques.

Tanto así que más de un cuarto de la cobertura manglar originaria ha desaparecido en las últimas décadas y las amenazas seguirán latiendo en la medida que avanza el desarrollo costero, la tala de árboles, la deforestación, la contaminación y el cambio climático.

Más aportes
1-Contribución que se extiende a las ciudades.Los bosques de mangles no solo son importantes en las costas, sino también en las ciudades industrializadas, porque recompensan el oxígeno que la pérdida de bosques terrestres produce y absorben gases del efecto invernadero.

2-Una barrera contra el avance del mar.Frenan la erosión de los suelos, fijándolos y evitando que se acumulen sedimentos en las playas y sirven como “muros” que protegen a las comunidades costeras de inundaciones, porque son la principal barrera del litoral contra el avance del mar.

3-Por el intercambio de agua dulce con salada.Los manglares juegan un papel de importancia en la fertilización de los océanos.

Según el Banco Mundial, los manglares ocupan 15.2 millones de hectáreas en 123 países, y aunque, con sus entre 60 y 70 especies, representan menos del 1% de los bosques tropicales del mundo (menos del 0.4% de todos los bosques), son vitales.

De acuerdo con la FAO, América Latina y el Caribe cuenta con 4.6 millones de hectáreas de manglares, y con dos de los cinco países con mayor extensión de bosques de manglar del mundo: Brasil y México. La mayoría de los bosques de mangles de la región se encuentra en la costa de los países del Amazonas (solo Brasil tiene el 70% de manglares en esta subregión). En el Caribe, Cuba es el que tiene la mayor cantidad de bosques de mangle.

Recorrido

A 19 kilómetros de La Ceiba está la laguna de Cacao en Jutiapa, Atlántida, joya natural de cuatro kilómetros de largo por dos kilómetros de ancho, más los quineles Seco y Pitungo, y la zona de amortiguamientos.

La Comisión Comunitaria de Servicios Ambientales (Cocsa) asumió hace casi ocho años la administración del sitio cuya entrada por persona es de 50 lempiras. Desde entonces, han liderado una serie de proyectos para mejorar las condiciones tanto de la laguna y de la aldea El Cacao.

FR-MANGLAR (3)(800x600)
Guías turísticos están listos para acompañar a los visitantes en la experiencia.

En este entorno natural, los visitantes verán monos aulladores, monos cara blanca, mapaches, pizotes (coatíes) y tepezcuintles.

Asimismo, el avistamiento de gavilanes, polleros, tijeretas, quebrantahuesos, aves de rapiñas, garzas morenas, blancas azul y grulla, pelícanos de mar, tucán, chachalacas, martín pescador común, oropéndola europea y hasta una variedad de reptiles que van desde iguanas, lagartos y serpientes barba amarilla.

FR-MANGLAR1-040819(800x600)
En el sitio, turistas verán varias especies de aves, mamíferos, reptiles y anfibios.

El visitante podrá incrementar sus conocimientos sobre la naturaleza, el problema es que muchas veces el turista no ve más allá de alguno que otro animal, árboles y agua, y por eso tenemos que educar a la gente”, refirió Fredy E. Madrid, presidente de Cocsa y quien además ha dedicado la mayor parte de sus casi 73 años a la conservación ambiental en Honduras.

La comunidad denunció hace unas semanas a la Unidad Municipal Ambiental (UMA) de Jutiapa tala y quema del bosque de mangle en la laguna de Cacao, que dejó por daño un camino superior al kilómetro de largo entre el humedal, que a su vez amenaza a las especies que lo habitan.

FR-MANGLAR (9)(800x600)

Para Madrid, es fundamental que desde la academia, en todos sus niveles, se promuevan esfuerzos para hacer conciencia sobre la protección del medio ambiente, tomando en cuenta que del ser humano deriva los principales impulsores de la pérdida de especies y amenazas con la extensión, tales como la contaminación y la explotación de los recursos naturales.

Pese al panorama desalentador, hay una noticia esperanzadora, y es que durante los últimos años muchos países a nivel mundial han decidido proteger cada vez más los territorios con presencia de bosques de manglares.

FR-MANGLAR (14)(800x600)
“Entre algunas de sus muchas funciones, los peces anidan en las raíces de los mangles”:Javier Guillén, guía turístico

Contribución. Para proteger una parte de estos manglares, la ONU creó en 2012 el proyecto Manejo integrado de las zonas costeras y gestión sostenible de los manglares en Guatemala, Honduras y Nicaragua, conocido como Proyecto Manglares.

De forma integral, la iniciativa promueve el desarrollo de estudios de valoración económica de los recursos, elaborando políticas de planificación costeras municipales, y promoviendo investigaciones sobre los impactos de los planes de desarrollo sobre los ecosistemas costeros.

FR-MANGLAR (2)(800x600)
“Este centro turístico ha sido escenario de varios reality shows internacionales”: Fredy E. Madrid, presidente de Cocsa

A través de ellos se elaboran informaciones y se obtienen datos que pueden concienciar a los tomadores de decisiones y usuarios de los recursos sobre la importancia de los mismos a fin de apoyarles para que adopten un enfoque ecosistémico.

Si la destrucción de los manglares continúa, además de la gran pérdida biológica, también supondría consecuencias graves para las personas de las zonas costeras que dependen de estos ecosistemas”, indicó Naciones Unidas en una investigación sobre el aporte de estos bosques.

FR-MANGLAR (4)(800x600)