Más noticias

División de la Enee dejará al menos 800 despedidos

Actualmente la estatal tiene 2,200 trabajadores a nivel nacional.

Reparaciones. Trabajadores de la estatal realizan labores de mantenimiento en la red.
Reparaciones. Trabajadores de la estatal realizan labores de mantenimiento en la red.

TEGUCIGALPA.

La división de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) en tres empresas (generación, transmisión y distribución) significará el recorte de personal.

El inicio de operaciones del nuevo holding de la Enee está sujeto a ciertas reformas legales pendientes de aprobar.

El gerente de la estatal confirmó a periodistas que en la empresa laboran 2,200 empleados, pero que con el nuevo modelo solamente se requerirán 1,400 trabajadores, entre oficinistas y técnicos.

Lo anterior significa que alrededor de 800 personas dejarán de laborar en las tres empresas resultantes de la escisión de la estatal eléctrica.

1,540
millones se erogarán en sueldos y salarios en la estatal eléctrica durante el ejercicio fiscal 2019

El futuro de los empleados ha sido abordado por los funcionarios y sindicalistas de esa empresa de servicios públicos. Una de las acciones que se tiene clara es que una parte del personal del área de distribución será trasladado a transmisión, y otra a la hidroeléctrica Patuca III, la que se espera comience a operar a principios de 2020.

El pasivo laboral.Este es uno de los temas que las autoridades de la Enee han abordado con el sindicato.

El primer acuerdo es que cuando ocurra la escisión de la estatal eléctrica se pagará el 100% del pasivo laboral.

No obstante, las partes han definido otros aspectos. El personal que sea recontratado su pasivo laboral será trasladado a una cuenta bancaria por tres años, ganando intereses. Pero si sale antes de los tres años porque encontró una mejor oferta laboral, el empleado podrá retirar el dinero más los intereses. En los últimos meses, alrededor de 300 personas han sido reintegradas por los tribunales de justicia a la Enee,luego que ganaran procesos judiciales justificando despidos injustificados.

Grupo empresarial. El nuevo organigrama de la Enee comprende tres empresas, con igual número de gerentes.

La primera es la Empresa de Generación y Comercialización de Electricidad (Egeco), con una capacidad instalada de 497.3 megavatios de energía renovable y térmica. La segunda es la Empresa Eléctrica de Transmisión y Operación (Emeto) y la tercera es la Empresa de Distribución y Comercialización de Electricidad (Edco).

Pérdidas. En el primer trimestre del presente año, las pérdidas financieras de la estatal aumentaron en más de L2,000 millones al pasar de 54,000 a 56,000 millones en menos de tres meses.

El plan del Gobierno para el rescate de la Enee, que señala también la necesidad de renegociar contratos, está dirigido a la división en tres unidades de negocio: empresas de generación, transmisión y comercialización.

Este plan de rescate de las finanzas de la Enee fue clave para que el FMI firmara con Honduras un nuevo acuerdo stand by, que permite al país acceder a recursos frescos. El Gobierno anunció que la firma no contempla nuevas cargas tributarias.

El Stenee se alista contra los despidos masivos

TEGUCIGALPA. El Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee) alista sus estrategias para evitar despidos masivos.

Miguel Aguilar, presidente del Stenee, dijo que “nuestra lucha es defender los derechos laborales de los trabajadores y la propuesta nuestra es reubicar el personal en todo el país”.
Añadió que están atentos al proceso de reforma de la Enee, asegurando que el problema de la empresa no son los trabajadores, ya que solo representan el 5% del presupuesto y se puede sostener la mayoría del personal en el área de distribución.

El entrevistado dijo que entre las opciones que se pueden tomar está el fortalecimiento de la operación del trabajo en el campo del alumbrado público, supervisión de comercial y distribución de la Enee, más toda el área administrativa. Apuntó que hay 350 trabajadores temporales que se les puede dar la permanencia.
Sin embargo, dejó claro que el personal que no cumpla con sus obligaciones o no llegue a laborar no será defendido por la organización sindical.

“Nos oponemos a cualquier despido, por eso planteamos salidas que no sean violaciones a los derechos de nuestra gente”, subrayó.