Más noticias

Defensa del hondureño Fredy Nájera rechaza testimonio del Cachiro

Mociona para que se retire declaración de culpabilidad de dos de los tres cargos que enfrenta.

Fiscalía no admite la acción porque “daña la credibilidad del testimonio de Devis Rivera.
Fiscalía no admite la acción porque “daña la credibilidad del testimonio de Devis Rivera.

Nueva York.

La defensa del exdiputado hondureño Fredy Nájera sustentó el jueves su petición para el retiro de su declaración de culpabilidad de dos de los tres cargos que le imputan, como respuesta al memorando de la Fiscalía que representa al Gobierno de EEUU y que se opone a la moción.

Joaquín Pérez, quien forma parte del equipo legal que representa a Nájera, explica en un documento remitido el pasado jueves a la Corte del Distrito Sur de Nueva York, que la parte acusadora se apoya en “especulación infundada” para oponerse a la moción de retiro de declaración de culpabilidad.

La Fiscalía argumentó que esta moción no fue introducida oportunamente, pues se hizo casi cuatro meses después de que Nájera se declarase culpable de los cargos que se le imputan y varias semanas después de que rechazara lo que parecía ser una solicitud de la defensa para discutir una potencial cooperación del acusado con las autoridades.

Pérez alega que lo que en realidad pretendía era compartir con la Fiscalía el informe sobre el expediente investigativo elaborado por la Secretaría de Seguridad de Honduras sobre los hechos del caso del asesinato del general Julián Arístides González, titular de la Dirección de la Lucha Contra el Narcotráfico (DLNT), ocurrido en diciembre del 2009 en Tegucigalpa.

Según el abogado Pérez, la Fiscalía rechazó revisar el documento del caso González porque este contradecía su propia teoría sobre ese crimen.zc-Documento defensa de Naje(800x600)

En su alegato, el abogado explica que la acusación de que Nájera estuvo involucrado en el asesinato del general González proviene del testimonio de Devis Leonel Rivera Maradiaga, líder de cartel hondureño Los Cachiros, quien identificó a Nájera como uno de los conspiradores en la trama para asesinar al general González.

Pérez señala que el expediente del caso González no hace mención alguna de Nájera, por lo que buscaba que la Corte lo admita como prueba a favor del retiro de la declaración de culpabilidad del exdiputado, algo a lo que la Fiscalía se opone.

Según Pérez, el hecho que la Fiscalía rehúse a reconocer la relevancia del documento sugiere que trata de “hacer la vista gorda” hacia evidencia que pueda dañar la credibilidad de Rivera Maradiaga, poniendo en entredicho la solidez del caso que pretende presentar ante la Corte.

Antedecentes.

El exdiputado Nájera se había declarado culpable en enero de este año de los cargos que se le imputaban, que se resumen así: Primer cargo. Por conspiración para importar cocaína a los Estados Unidos.

Segundo cargo. Por posesión de ametralladoras y artefactos destructivos.

Tercer cargo. Por conspiración para poseer ametralladoras y artefactos destructivos.

Sin embargo, este 6 de abril, el exdiputado Nájera introdujo ante la Corte una moción para el retiro de su declaración de culpabilidad en relación con el primero y segundo cargo en su contra, según consta en un documento al que tuvo acceso LA PRENSA. La justificación dada por la defensa para presentar esta moción es que la declaración de culpabilidad de parte de Nájera fue el producto de coerción, por lo que fue obtenida de manera indebida y no puede considerarse voluntaria, por lo que resulta inconsistente con el debido proceso de ley.

Por otra parte, la defensa alega que la postura de Nájera siempre ha sido la de ser juzgado en un tribunal y que si esto no se hizo en primera instancia fue debido a la “deficiente” labor de Víctor Rocha, el primer abogado defensor que tuvo el exdiputado.

También hace notar que, de mantener su declaración de culpabilidad, Nájera se enfrenta a una pena mínima de 40 años a prisión perpetua, por lo que la declaración de culpabilidad no le reportaba al acusado ningún beneficio de reducción de sentencia.